Muséologie et communautés : un dialogue multidisciplinaire entre Bogota et l’Amazonie colombienne

Par Frédéric Spillemaeker, pensionnaire de l’l IFEA en Colombie

Du 30 mai au 2 juin, l’IFEA a organisé en Colombie l’événement “Muséologie et communautés des périphéries“, composé d’une journée d’études à Bogota, ainsi que d’une mission de coopération scientifique à Mocoa (département du Putumayo), en Amazonie colombienne. Cet événement a été organisé par le responsable de l’antenne colombienne de l’IFEA, Frédéric Spillemaeker, conjointement avec l’Institut Colombien d’anthropologie et d’histoire (ICANH) et le Musée national de Colombie, avec le soutien de l’Ambassade de France et de l’Institut Français, afin d’atteindre trois objectifs : célébrer le renouvellement pour 5 ans de l’accord-cadre entre l’IFEA et l’ICANH, valoriser et approfondir une recherche scientifique d’excellence à l’initiative de l’IFEA et plus particulièrement de son antenne colombienne, explorer de nouvelles pistes de coopération vers des régions périphériques et plus particulièrement en Amazonie.

En premier lieu, il faut rappeler l’importance stratégique de l’accord IFEA-ICANH, qui garantit la possibilité pour les archéologues français d’effectuer des recherches en Colombie, dans la mesure où l’ICANH est l’organisme qui délivre les permis de fouille et dirige les parcs archéologiques dans l’ensemble du territoire national. Afin d’associer cet accord à une réflexion commune, nous avons souhaité travailler avec l’ICANH sur un sujet clé en Amérique latine et plus particulièrement en Colombie : le patrimoine, sa valorisation et son appropriation dans des territoires périphériques, auprès de populations souvent éloignées de la culture institutionnelle. Nous souhaitions ainsi valoriser différentes initiatives remarquables dans ce domaine, dont plusieurs ont bénéficié de l’expertise scientifique ou de la coopération culturelle française.

Sur le plan scientifique nous avons invité des intervenants de différents pays et employant des méthodologies diverses au service d’objectifs communs : valoriser la connaissance du passé ou la réflexion sur des enjeux contemporains tout en impliquant les communautés locales. Ainsi, plusieurs intervenants ont mis en lumière la qualité et le dynamisme de la recherche française en Colombie. Félix Gueguen, doctorant de Sorbonne-Université présenté son exposition participative réalisée avec Alejandra Fonseca, à l’Alliance française de Bogotá, à partir d’une recherche participative avec des personnes déplacées victimes du conflit armé colombien. Par ailleurs Paz Nuñez-Regueiro, directrice des collections Amériques du Musée du Quai Branly-Branly et Julio Condori, directeur du site et du musée archéologique de Tiwanaku en Bolivie, ont évoqué leurs projets communs de contextualisation des collections du musée parisien issues des fouilles sur ce site. Afin de valoriser les résultats des programmes de coopération scientifique ECOS-Nord entre la France et la Colombie, les curatrices Salima Cure et Laura Lema Silva, ont présenté l’exposition « Sanaduria – Tisser les significations plurielles de la paix », aboutissement d’un projet ECOS-Nord associant l’Université de Caen et l’Universidad Nacional de Colombia.

Par ailleurs, Carolina Quintero, Paula Torraldo et Alberto Sarcina ont présenté le parc archéologique de Santa Maria del Darien. Ce site archéologique exceptionnel concerne l’une premières implantations espagnoles en Amérique du Sud. Il est situé dans un territoire marqué par les problématiques migratoires et par la violence. Néanmoins, les archéologues ont réussi à mettre un œuvre un processus d’implication de toutes les populations (Amérindiens, Afrodescendants, colons) et sont ainsi parvenu à la création d’un musée participatif. Ce lieu permet de valoriser à la fois les découvertes archéologiques comme les savoirs des populations sur leur territoire. Des formations en archéologie y sont également dispensées, ce qui permet à certains habitants de s’approprier ce patrimoine en participant aux fouilles.

Fidèle à sa vocation andine, l’IFEA a également tenu à inviter en personne deux chercheurs de premier plan, venus du Pérou et d’Équateur : Edgar Bracamonte (directeur du musée des tombes royales de Sipán au Pérou) et María Isabel Silva Iturralde (directrice du patrimoine de la municipalité de Guayaquil, cofondatrice du musée archéologique de la communauté Agua Blanca), afin qu’ils partagent leur expérience et leur expertise avec nos partenaires colombiens. Ces différentes communications ont mis en lumière les dernières avancées de la recherche scientifique actuelle sur les liens entre patrimoine, muséologie et participation des publics Au vu de la qualité des travaux présentés, il a également été décidé de les publier dans le Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines. Comme l’a relevé Edmond Castell (UNAL) dans sa conclusion, cette journée d’études témoigne de l’émergence d’un nouveau paradigme muséologique sud-américain, de nouvelles manières d’habiter les territoires et de mettre les savoirs en commun.

La journée d’études a remporté un succès notable, grâce au travail conjoint des services de communication des institutions organisatrices, ainsi qu’à l’invitation directe de différentes partenaires, et en particulier des professeurs et des étudiants en muséologie et restauration de différentes universités. Environ 120 personnes (conférenciers et public) ont été présents au cours de la journée, ce qui constitue une réussite pour une manifestation scientifique de cette nature.  La journée a été inaugurée par M. l’Ambassadeur de France, Frédéric Doré, le Directeur du Museo Nacional de Colombia, William López Rosas, la Directrice de l’ICANH, Alhena Caicedo, et par la Directrice de l’IFEA, Aliocha Maldavsky.  La Première Conseillère Sonia Barbry ainsi que la Conseillère de coopération et d’action culturelle, Clarisse Paolini ont également pu échanger à cette occasion avec la Direction du Museo Nacional sur la valorisation actuelle d’une exposition co-financée par la France (El Mochuelo- Montes de María) qui valorise les processus de paix et de résilience culturelle dans une région marquée par le conflit armé, ainsi que sur de futurs de projets. Ainsi, l’échange scientifique s’est accompagné d’une rencontre de haut niveau de la coopération franco-colombienne.

Afin d’explorer de nouvelles pistes de coopération dans des territoires périphériques et historiquement marqués par le conflit armé, nous avons également effectué une mission dans le département du Putumayo, en Amazonie. Notre partenaire, l’ICANH, tenait à nous présenter le musée Suruma : premier musée amazonien du pays. Ce lieu unique à l’architecture ouverte sur une jungle née d’un programme de reforestation, constitue un pôle de recherche et de création unique dans ce territoire, autant qu’un lieu de rencontre des chercheurs avec les acteurs de la société civile. La Directrice de l’IFEA et le responsable de l’antenne colombienne de l’IFEA ont été reçus par l’archéologue de l’ICANH coordinatrice du projet, Margarita Reyes, ainsi que par le Directeur de Corpoamazonia Luis Alexander Mejía Bustos, qui coordonne des initiatives de développement, de préservation du patrimoine et de protection de la biodiversité dans les départements amazoniens de la Colombie.

Le musée Suruma de l’ICANH présente trois points forts qui intéressent la recherche et la coopération française. En premier lieu, il s’agit d’un musée archéologique au cœur de l’Amazonie, qui valorise un patrimoine trop souvent méconnu et qui permet une meilleure connaissance de l’histoire des populations de cette région. Deuxièmement, ce musée valorise également le patrimoine écologique de la région à travers une exposition permanente sur la géographie, la faune et la flore du département. Enfin, les habitants sont intégrés à la conception des expositions ; notamment de l’exposition temporaire « Gentes del Putumayo narran » qui met en valeur les mémoires plurielles du département. Ainsi, nous avons pu rencontrer des membres des communautés amérindiennes impliquées dans ce projet et dans la préservation de la biodiversité locale. Les intervenants que nous avons invités d’Équateur et du Pérou ont également pu partager leur propre expérience muséologique avec la communauté locale.  

Producción de Sal: Recuperando la Memoria Social Afroecuatoriana

Director del proyecto: Jorge Fernando Flores

La producción de sal de tierra fue una actividad económica desarrollada por los pueblos indígenas del valle del Chota-Mira durante los tiempos precolombinos y la colonia temprana según los datos recopilados por varios académicos como Chantal Caillavet, Frank Salomon, Cheryl Pomeroy y Ernesto Salazar. Debido al despoblamiento que sufrió este valle durante el siglo XVII y la inmediata incorporación de africanos esclavizados a las dinámicas socioeconómicas de los Andes septentrionales, la extracción de sal pasó a manos de los grupos afrodescendientes del valle el Chota-Mira, particularmente a quienes se asentaron alrededor del otrora pueblo de indígenas de Las Salinas (en mención a las minas de sal existentes en el área).

La sal fue incorporada a la vida de los grupos afrodescendientes desde el inicio de su inclusión a las haciendas cañeras localizadas a lo largo del valle del Chota-Mira. Este mineral formaba parte de las raciones alimenticias que recibían la gente esclavizada, entre otros usos asociados a las dinámicas económicas de las haciendas laicas y religiosas. Basados en el marco de la investigación de arqueología histórica del proyecto “Productores de sal afroecuatorianos en el valle del Chota-mira, Ecuador”, se cree que la sal empezó a ser comercializada por los grupos afrodescendientes a inicios del siglo XIX cuando la población de Santa Catalina de Salinas (Las Salinas) estaba constituida mayoritariamente por grupos afrodescendientes esclavizados y libres. Adicionalmente, este proyecto incluyó una fase arqueológica para entender las dimensiones materiales y espaciales de esta actividad ancestral, así como una fase etnográfica con la finalidad de entender la influencia de este mineral en las dinámicas sociales de los residentes de Santa Catalina de Salinas. Este video, precisamente, es un producto derivado de esta fase etnografía que nos permite tener una mejor apreciación de las dimensiones simbólicas, económicas y patrimoniales de esta población.

El video muestra el proceso detallado de la extracción de sal que nos permite entender el nivel de conocimiento ancestral transmitido no solo en las técnicas de extracción, sino en factores asociados a la lectura del paisaje geográfico y geológico de quienes trabajaron en esta actividad. Adicionalmente, este video enfatiza en el conocimiento transmitido y preservado acerca de los diferentes usos y aplicaciones de la sal y sus derivados quienes interactuaban con este mineral.

Finalmente, la intencionalidad del video y de la fase etnográfica del proyecto mencionado es demostrar que la extracción de sal va más allá de una mera actividad económica de Santa Catalina de Salinas. Precisamente el rol de la sal en el mantenimiento y preservación de la memoria social y del patrimonio cultural material e inmaterial de los afrosalinenses son elementos que deben tomarse en cuenta.

Taller de mural participativo: Jornadas de Jóvenes Americanistas 2023

El 3, 4 y 5 de julio del 2023, el Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA) organizó en Lima la 14ta edición de las Jornadas de Jóvenes Americanistas (JJA) titulada “Dinámicas de poblaciones en las Américas: perspectivas del pasado y presente”. En este marco, más de quince jóvenes investigadorxs provenientes de Argentina, Chile, Ecuador, Francia, México y Perú participaron en un taller de mural a cargo de Sadith Silvano y Cordelia Sánchez, representantes del colectivo “Mujeres muralistas” de la comunidad shipibo-konibo de Cantagallo (Lima).

A través de este taller, las artistas comentaron parte de la historia de su comunidad, sus luchas contemporáneas y su presente visibilización mediante el arte. Abrieron nuevas perspectivas de investigación al compartir su experiencia personal y colectiva de las dinámicas de población.

Las JJA son un evento organizado cada año por el IFEA, el Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos (CEMCA, México), la Escuela de Altos Estudios Hispánicos e Ibéricos (Casa de Velázquez, Madrid) y el Instituto de las Américas (IDA). Tienen como objetivo reforzar la cooperación interinstitucional y el diálogo científico entre jóvenes investigadorxs en ciencias sociales, humanas y arqueología estudiando diferentes espacios y períodos en las Américas.

Esta 14ta edición estuvo organizada en Lima por Sharie Neira (doctoranda de la Universidad Paris-Cité y representante del polo andino del IDA) y Manon Deguet (voluntaria internacional en el IFEA) bajo la dirección de Aliocha Maldavsky. Las fotografías fueron realizadas por Kattia Pacheco Quiñones, responsable de comunicación del IFEA.

Exposición fotográfica FotoVoz

En el mes de marzo se presentó en la Galería sede centro de la Alianza francesa de Bogotá (Colombia) la exposición “FotoVoz”  que a través de un recorrido fotográfico por el barrio Santafé en la localidad de Los Mártires y la Plaza de la Hoja en la localidad de Puente Aranda, retrata las prácticas y las representaciones de los espacios urbanos en Bogotá desde la mirada de adultos víctimas del conflicto armado.
La exposición tiene su origen en el trabajo de investigación que realizó el geógrafo francés Felix Gueguen quien analiza el territorio urbano y el desplazamiento de personas víctimas de la violencia en Colombia y que con estas fotografías propone una experiencia visual que permite configurar las realidades particulares de 23 personas que por primera vez participan de este tipo de proyecto con una cámara fotográfica.
Esta exposición fue curada por Alejandra Fonseca quien es Maestra en Artes Plásticas y Magíster en Museología y Gestión del Patrimonio de la Universidad Nacional de Colombia.


En mars, l’exposition FotoVoz a été présentée à la Galerie de l’Alliance française du centre de Bogota (Colombie). A travers un parcours photographique dans le quartier de Santa Fé (district de Los Mártires) et sur la Plaza de la Hoja (district de Puente Aranda), elle met en scène les pratiques et les représentations des espaces urbains à Bogota du point de vue d’adultes victimes du conflit armé.
L’exposition a pour origine le travail de recherche effectué par le géographe français Felix Gueguen, qui analyse le territoire urbain et le déplacement des victimes de la violence en Colombie. Avec ces photographies, il propose une expérience visuelle qui nous permet de représenter configurer les réalités particulières de 23 personnes qui participent pour la première fois à ce type de projet photographique.
Alejandra Fonseca, titulaire d’une maîtrise en beaux-arts et d’une maîtrise en muséologie et gestion du patrimoine de l’Université nationale de Colombie, a été la commissaire de l’exposition

Créditos fotográficos: Alianza Francesa de Bogotá

© AF Bogotá

Réouverture au public de la bibliothèque de recherche “Carlos Brignardello”

A partir de mai 2023, la bibliothèque de l’IFEA est de nouveau pleinement accessible aux étudiants, aux chercheurs et à toute personne intéressée par les sciences humaines et sociales dans les pays andins. Après son déménagement, la bibliothèque, composée d’une collection de plus de 85 000 volumes (livres et revues) et d’une cartothèque, a reçu le nom de “Carlos Brignardello” en l’honneur de l’archéologue péruvien et bienfaiteur de l’IFEA. Elle se trouve dans les nouveaux locaux de l’IFEA à Barranco et dispose d’une belle et accueillante salle de lecture.  

Nouvelle salle de lecture, Bibliothèque Brignardello © R. Venegas

Un bref aperçu de son histoire

Peu après sa création, l’IFEA ouvre une bibliothèque et lance la revue Bulletin de l’IFEA pour développer la diffusion de la production scientifique américaniste française. A cette période, le fonds se constitue principalement de dons de revues et de journaux de l’Ambassade de France au Pérou, ainsi que de travaux de chercheurs de passage à l’Institut. 

C’est Pierre Usselman, directeur de l’IFEA de 1972 à 1977, qui inaugure la bibliothèque dorénavant accessible au public dans les locaux du centre de Lima. Nicole Bernex, responsable des publications, prend les fonctions de bibliothécaire[1].

© Archives IFEA

Dans une seconde période, avec Zaida Lanning en charge de la bibliothèque, l’IFEA déménage dans les locaux de l’Alliance française sous la direction du géologue François Mégard. C’est dans les années 1990, sous la direction de Christian de Muizon, que débute la construction d’un espace exclusivement dédié à la bibliothèque et le processus d’archivage qui s’achève sous la direction de Georges Pralong.

À la fin des années 1990, le fonds bibliographique de l’IFEA compte 60 000 volumes. Cette augmentation s’explique par l’importante production éditoriale déjà réalisée par l’Institut, et par le processus d’échange et de coopération interinstitutionnelle avec des universités, des centres de recherche, des bibliothèques et des éditeurs français et latino-américains, qui se poursuit encore aujourd’hui. En 2000, avec le lancement du premier site web de l’IFEA, les lecteurs accèdent au catalogue numérisé de la collection bibliographique de l’IFEA.

Ces dernières années, sous la direction de Cecilia Baldassari, la bibliothèque, en plus de son fonds bibliographique, a privilégié l’accès aux ressources documentaires du CNRS, qui met à la disposition de ses chercheurs un ensemble de revues pluridisciplinaires, de livres et de bases de données.

Resources en ligne accesibles vers le Centre national de recherche scientifique – CNRS (BibCRNS)

Images de notre nouvelle siège

© K.Pacheco

[1] Falen N., Usselmann Pierre, Orval C. d’. Bibliothèque de l’IFEA. In: Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines, tome 6, N°3-4, 1977. pp. 131-134.

La biblioteca de investigación “Carlos Brignardello” reabre sus puertas al público

A partir del mes de mayo del 2023 la biblioteca del IFEA vuelve a ser totalmente accesible a  estudiantes, investigadores e investigadoras y a todo público interesado en las ciencias humanas y sociales en los países andinos.  Luego de su traslado al distrito de Barranco, el fondo bibliográfíco, conformado por más de 85 000 volúmenes (entre libros y revistas) y una mapoteca, tomó el nombre de “Carlos Brignardello” en homenaje al arqueólogo peruano benefactor del IFEA, gracias a quien fue posible la construcción de un local propio para la sede de Lima.

Nueva sala de lectura, biblioteca Brignardello © R. Venegas

Breve recorrido por su historia

La biblioteca data de los primeros años de fundación del instituto cuando se empieza a armar una pequeña colección conformada principalmente por donaciones de libros: revistas y periódicos de la Embajada de Francia en el Perú y los propios trabajos de los investigadores de paso. Su origen se encuentra ligado al lanzamiento de nuestra revista Bulletin de l’IFEA y comparte con ella la vocación de difundir la producción científica francesa americanista. 

Fue Pierre Usselman, director del IFEA durante el periódo 1972 -1977,  quien le dió un primer impulso a la creación de una biblioteca con acceso gratuito al público en su local, a la época, ubicado en el centro de Lima. Contaba entonces con el apoyo de la responsable de ediciones: la geógrafa Nicole Bernex quien ejercía también el cargo de bibliotecaria[1].

© Archivo IFEA

En un segundo período, teniendo como encargada de biblioteca a Zaida Lanning, el IFEA en pleno se traslada al local de la Alianza Francesa durante la dirección del geólogo François Mégard. Es a partir de los años noventa , bajo la dirección de Christian de Muizon, que se inicia la construcción de un espacio exclusivamente dedicado a la biblioteca y el proceso de fichaje, que concluye en el período de Georges Pratlong.  

Hacia finales de los noventa el fondo bibliográfico contaba ya con 60 000 volúmenes, este incremento se explica no sólo en la amplia producción editorial que ya desarrollaba la editorial del instituto, sino también en el proceso de canje y cooperación interinstitucional con universidades, centros de investigación, bibliotecas y editoriales francesas y latinoamericanas y que se mantiene hasta la fecha. En el 2000 con el lanzamiento del primer sitio web del IFEA se ofrece por primera vez un acceso al catálogo digitalizado del fondo bibliográfico.

En los años más recientes, teniendo como responsable a Cecilia Baldassari, la biblioteca además de su fondo bibliográfico posee un acceso privilegiado a los recursos documentarios del CNRS que pone a disposición de sus investigadores un conjunto de revistas multidisciplinares, libros y bases de datos, entre otros recursos de libre acceso. 

Recursos en línea disponibles a través del Centro nacional de investigación científica – CNRS (BibCRNS)

Imágenes de nuestra nueva sede


[1] Falen N., Usselmann Pierre, Orval C. d’. Bibliothèque de l’IFEA. In: Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines, tome 6, N°3-4, 1977. pp. 131-134.

La concordancia verbal en el quechua ayacuchano: entre la diátesis y la defectividad

Reseña de los Encuentros de lxs Jóvenes Investigadorxs

Presentación de Víctor Arturo Martel Paredes, candidato a doctor en Lingüística por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)

Reseña redactada por Víctor Hugo Mamani Yapura, doctorando bajo la modalidad de cotutela en Estudios Socioculturales (Universidad Mayor de San Simón- Bolivia) y langues, lettres et traductologie (Université Catholique de Louvain- Bélgica).

El 13 de enero del 2023, Víctor Arturo Martel Paredes presentó su trabajo académico en el marco del Encuentro de Jóvenes Investigadores (EJI). Su investigación titulada “La concordancia verbal en el quechua ayacuchano: entre la diátesis y la defectividad” partió con algunas aclaraciones conceptuales que son válidas para la comprensión del cuerpo del documento. Inicialmente aclaró el término concordancia, para ello hace una distinción de dos tipos de concordancia: concordancia nominal y concordancia verbal, sobre la primera sostieneel núcleo nominal otorga rasgos de Número y género a sus modificadores, refiriéndose a lo segundo señala: La frase nominal otorga rasgos de Persona, Número al verbo. A toda esta explicación añade otra que es muy ilustrativa para comprender el tema en cuestión. Utiliza una oración en lengua quechua

Wawa-kuna kusi-sqa              piluta-wan                  puklla-n-ku.

niño-PL           alegre-PPDO              pelota-INSTR jugar-3-PL

‘Los niños contentos juegan con la pelota’

En este ejemplo se puede visualizar las particularidades internas de la lengua quechua. El quechua como muchas lenguas de los andes es aglutinante, aglutina uno o más morfemas para su realización. Desde la explicación de Martel la flexión se da en el verbo y en el sujeto que hace la acción.

La aparición de los sufijos sigue un orden:

Raíz verbalDerivativoObjeto directo(Aspecto)TiempoSujetoPluralizadorModo
maqa(-ku)-wa-chka-r(q)a-n-ku-m

Con estos ejemplos a manera de introducción Martel quiere mostrar que la lengua quechua tiene sus propias particularidades gramaticales, es decir, las oraciones y las palabras tienen su propia sintaxis.

Después de estas aclaraciones iniciales Martel hace la pregunta que va a guiar su trabajo de investigación: ¿Qué fenómeno ocurre en la flexión verbal transitiva del quechua ayacuchano? Con esta pregunta delimita su campo de acción, decide enfocarse en la flexión verbal del quechua, asimismo aterriza en un espacio: Ayacucho. Temáticamente su trabajo pretende aterrizar únicamente es dos aspectos a saber: 

  1. Analizar el comportamiento sintáctico de –yki como clítico pronominal defectivo en oraciones del quechua ayacuchano.
  2. Analizar el comportamiento sintáctico de –su(n) como morfema especial de inversión en oraciones del quechua ayacuchano.  

Para aproximarse a la temática en cuestión, Martel ha trabajado con datos de primera y segunda fuente. Respecto a la primera ha conseguido sus datos mediante entrevistas y relatos de historias. En lo que concierne a los datos de segunda fuente. El autor ha consultado documentos tales como los manuales de gramática, libros de cuentos, diccionarios y tesis. 

Martel en su estudio interno de la lengua quechua ha encontrado que “Las formas defectivas (vacíos llenados de forma especial) son ahora parte de la gramática regular (clíticos pronominales o formas flexivas) en la concordancia verbal del quechua ayacuchano”. Asimismo, señala que “El morfema de Objeto de Segunda Persona responde a la Jerarquía de Persona 2>1>3, presente en una gran proporción de lenguas”.

El estudio de Martel es un trabajo interesante pues muestra la función interna de la lengua quechua. Su trabajo no deja de ser un aporte para aquellos estudiosos quienes se dedican a la lingüística descriptiva y para todos aquellos interesados en la lengua quechua.

Referencias

Bárány, András (2018). Person, Case and Agreement. The Morphosyntax of Inverse Agreeemt and Global Case Splits. Nueva York: Oxford University Press.

Bhat, D. N. S. (2007). Pronouns. New York: Oxford University Press.

Cerrón Palomino, R. (1987a). Lingüística quechua. Cusco: Centro de estudios rurales andinos “Bartolomé de las Casas”.

Cerrón Palomino, R. (1987b). La flexión de persona y número en el protoquechua. Indiana 11(1987), pp. 263-276.

Corbett, Greville G. (2006). Agreement. Cambridge: Cambridge University Press.

García Salido, Marcos (2013). La expresión pronominal de sujeto y objetos en español. Estudio con datos conversacionales. Verba. Universidad de Compostela.

Givón, T. (ed.) (1994). Voice and inversion. John Benjamins Publishing Company.

Heath, Jeffrey (1991). Pragmatic disguise in pronominal-affix paradigms. En Paradigms. The economy of inflection, Plank, Frans (ed.), Mouton de Gruyter, pp. 75-90.

Heath, Jeffrey (1998). Pragmatic skewing in 1↔2 pronominal combinations in native American languages. International Journal of American Linguistics, 64(2), pp. 83-104.

Itier, C. (2016). La formación del quechua ayacuchano, un proceso inca y colonial. Bulletin de l’Institute Français d’Études Andines. 45(2), 307-326

Klaiman, M. H. (1992). Inverse languages. Lingua 88 (1992), pp. 227-261.

Mavrogiorgios, Marios (2010). Cltics in Greek. A minimalist account of proclisis and enclisis. John Bejamins Publishing Company

Minedu (2013). Documento nacional de lenguas originarias del Perú. Lima: Minedu.

Mithun, Marianne (2003). Pronouns and agreement: the information status of pronominal affixes. Transactions of the Philological Society, 101(2), 235-278.

Oxford, Will (2018). Inverse marking and multiple agree in Algonquin. Complementarity and variability. Nat lang Linguist Theory.

Paoli, Sandra (2014). Defective object clitic paradigms and the relation between language development and loss. Journal of Linguistics, 50, pp. 143-183.

Preminger, Omer (2014). Agreement and its failures. Linguistic Inquiry Monograph 68. Massachussets: MIT.

Spencer, Andrew & Luís, Ana R. (2012). Clitics. An introduction. Cambridge: Cambridge University press.

Siewierska, Anna (2004). Person. Nueva York: Cambridge University Press.

Wunderlich, Dieter (2005). The challenge by inverse morphology. Lingue e Linguaggio 4(2005), pp. 195-214.

Zúñiga, Fernando (2006). Deixis and alignment. Inverse systems in indigenous languages of the Americas. John Benjamins Publishing Company.

Zúñiga, Fernando & Kittilä, Seppo (2019). Grammatical voice. Gran Bretaña: Cambridge University Press.

Discursos e identidades en contextos de migración en el Norte de Potosí – Bolivia

Reseña de los Encuentros de lxs Jóvenes Investigadorxs

Presentación realizada por de Víctor Hugo Mamani Yapura, candidato a doctor por la Universidad de San Simón (UMSS, Bolivia) y la Universidad Católica de Louvain (Bélgica)

Reseña redactada por Víctor Arturo Martel Paredes, candidato a doctor en Lingüística por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)

El investigador Víctor Hugo Mamani Yapura presentó el 9 de diciembre de 2022 la ponencia titulada “Discursos e identidades en contextos de migración en el Norte de Potosí – Bolivia” en el marco del Encuentro de Jóvenes Investigadores del Instituto Francés de Estudios Andinos.

En dicha presentación, el doctorando Mamani contextualizó la problemática de su investigación: la ciudad de Llallagua y el ayllu Sikuya, ubicados al norte de Potosí, Bolivia, son ocupados por indígenas sicuyas, quienes, lejos de cumplir un rol inactivo y receptor de las costumbres de la ciudad, demuestran una dinámica activa en la que su identidad está en constante negociación. A partir de la indagación sobre la vivencia de estas comunidades, el doctorando explora y describe la situación de dichos pobladores con el fin de debatir el concepto de territorialidad, es decir, el concepto de etnia asociado indefectiblemente al de territorio como tradicionalmente era definido, puede redefinirse y negociarse de acuerdo a los requerimientos del hombre ante la (post)modernidad. Es así que Mamani propone las siguientes preguntas para guiar su investigación: “¿Cómo negocian, desde su otredad, el acceso a los espacios urbanos y a los derechos sociales de la cual disfrutan los citadinos?”

Para responder a la pregunta de tesis, Mamani recoge datos a través de una investigación cualitativa, es decir, por medio de entrevistas, analiza las prácticas discursivas orales y escritas en torno a la consolidación de la identidad cultural dentro del ayllu; además, aborda las historias sobre la identidad política en las dinámicas migratorias de ida y vuelta que desarrollan los sikuyas; y también se interesa por relatos en donde se aprecie las representaciones sociales de los sikuyas sobre Llallagua y sus habitantes.

Finalmente, el investigador proporciona, por el momento, las siguientes conclusiones parciales de su investigación:

  1. Los sikuyas aprovechan su territorio ancestral para construir su otredad. Por ejemplo, el Rey cabildo es un espacio para seguir siendo sikuyas.
  2. La identidad cultural es un instrumento político más allá del ayllu: es empleada para acceder a la ciudad.
  3. La ciudad es un espacio de constante disputa entre indígenas y no indígenas.

La investigación, si bien estudia y analiza una situación particular, en este caso, los sicuyas asentados en la ciudad de Llallagua y el ayllu Sicuya del norte de Potosí, Bolivia, las dinámicas que apreciamos en ellas se replica en muchas situaciones de contacto entre comunidades indígenas y espacios urbanos en distintas regiones de Latinoamérica y del mundo. Por tanto, los resultados concluyentes que Mamani proporcione a partir de su estudio serán de gran importancia para una medición y evaluación crítica social de Bolivia, y un cimiento para otras investigaciones en las que los temas de territorio, etnia e identidad sean motivo de exploración e interpretación.

Bibliografía

Albó, Xavier (1999). Ojotas en el poder local. La Paz: CIPCA y PADEM.

Albó, Xavier (1991). “Retorno al indio”. Revista andina, num 2, 299-345

Albó, Xavier (1990). Plata, salitre y estaño. En Xavier Albo y Josep M. Barnadas (Ed.) La cara india y campesina de nuestra historia. (pp. 137-146) La Paz, UNITAS, CIPCA.

Alfaro, Santiago (2008). Diferencias para la igualdad: Repensando la ciudadanía y la interculturalidad en el Perú. En Santiago Alfaro, Juan Ansión y Fidel Tubino (eds.), Ciudadanía intercultural. Conceptos y pedagogías desde América Latina (pp. 191-213). Lima: Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Arbona, Juan (2012). Ciudadanía política callejera. Articulación de múltiples espacios y tiempos políticos en La Ceja de El Alto. En Nelson Antequera Durán; Cristina Cielo (eds.), Ciudad sin fronteras. Multilocalidad urbano rural en Bolivia (pp. 261-286). La Paz: RITU Bolivia, CIDES-UMSA, Fundación PIEB, Oxfam GB y Universidad de California Berkeley.

Arnold Denise y Juan de Dios Yapita (2009).  Identidades de las cuencas lacustres del Altiplano.EnDenise Y. Arnold (Ed. y comp.), ¿Indígenas u obreros? La construcción política de identidades en el Altiplano boliviano (pp.355-394). Fundación UNIR Bolivia.

Austin, John (1962). Cómo hacer cosas con palabras. Barcelona: Paidós

Bartolomé, Miguel (2004). La construcción de las personas en las etnias mesoamericanas. En Bartolomé, Miguel (ed.), Gente de costumbre y gente de razón (pp. 41-75). 2.ª ed. México: Siglo Veintiuno.

Balderrama Carlos, Nico Tassi, Ana Rubena Miranda, Lucía Aramayo Canedo y Iván Cazorla (2011). Migración rural en Bolivia: El impacto del cambio climático, la crisis económica y las políticas estatales. International Institute for Environment and Development (IIED) GIZ.

Barth, Fredrik (1976). Los grupos étnicos y sus fronteras. México, D. F.: Fondo de Cultura Económica.

Barragán, Rossana (1999). Indios, mujeres y ciudadanos: Legislación y ejercicio de la ciudadanía en Bolivia (siglo XIX). La Paz: Fundación Diálogo.

Bolívar, Adriana (2012). El discurso y su construcción en la interacción. En Londoño Zapata, Oscar Iván (Cords.) Los Estudios del Discurso: Miradas latinoamericanas I (pp 23-68). Universidad Ibagué, Colombia.

Grillo, Eduardo (1991). La cosmovisión andina de siempre y la cosmología occidental moderna. Documentos de estudio Nº 21. Lima: PRATEC (Proyecto Andino de Tecnologías Campesinas).

Sichra, Inge (2019). Culturas y lenguas indígenas en las nuevas dinámicas territoriales. En: Marina Arratia y Vicente (Compiladores) Construyendo una sociolingüística del sur (pp. 117-144). PROEIB-ANDES UCL UMSS.

Memorias en disputa: Alfaro Vive ¡Carajo! y sus luchas contra el silencio

Reseña de los Encuentros de lxs Jóvenes Investigadorxs

Presentación de Tamara Moncada Landeta, doctoranda en Estudios Latinoamericanos en Universidad Andina Simón Bolívar Sede Ecuador

Reseña redactada por Luis Esteban Vizuete Marcillo, doctorando en Historia en el Colegio de México

El 28 de octubre del 2022, Tamara Moncada Landeta nos presentó una ponencia titulada “Memorias en disputa: Alfaro Vive ¡Carajo! y sus luchas contra el silencio”. Esta se desprende no sólo de su trabajo de tesis de maestría, sino que también es una muestra del diálogo interdisciplinar entre distintas Ciencias Sociales en el marco de una investigación. La ponencia superó cualquier fetiche de objetividad y demuestra que los académicos tenemos un posicionamiento social y político claro que marca las interpretaciones que realizamos acerca de los problemas y fenómenos sociales. Tamara se encuentra vinculada a quienes militaron en Alfaro Vive no sólo como estudiosa del proceso sociohistórico del que son parte, sino también como familiar y allegada a las experiencias de estxs por justicia.

Tamara se interesa en las disputas por la memoria y los silencios oficiales alrededor de las experiencias de lxs militantes de Alfaro Vive ¡Carajo!, de la gestión del Estado, el actuar de la Comisión de la Verdad. Los atraviesa con una metodología de estudios de género con el fin de ir más allá de lo evidente en los testimonios y documentos oficiales. La lectura clásica del género le permite rastrear la diferenciación de la representación de los cuerpos, los usos de la memoria respecto de la represión, las concepciones sobre la feminidad y la maternidad o la violencia de género entre hombres y mujeres militantes. Esto le permite acercarse a las relaciones de poder entre estos y a los imaginarios que documentos y testimonios hacen trasparentes a partir de estas.

La ponente reconoce la importancia de que sus preguntas partan del presente con un enfoque que le permita historizar la trayectoria de sus sujetos de investigación y que le permita poner en diálogo su acción política como un proceso y no sólo como una sucesión de acontecimientos. Tamara presentó un doble cauce analítico-temporal para articular su interpretación. Por un lado, el recorrido cronológico de los principales hitos del movimiento Alfaro Vive en diálogo con sus pedidos de justicia y verdad. El segundo, en cambio, ligado a la experiencia y la memoria indaga en los recuerdos y silencios alrededor del informe de la Comisión de la Verdad.

El poder y la violencia resultan dos categorías de análisis sugerentes cuando cuentan con un análisis transversal de género. Tamara identifica una serie de tensiones en esa clave alrededor de los cuerpos de lxs militantes tanto en el momento de la tortura, la manifestación pública por verdad y justicia y en la misma autoconcepción de lxs que dieron sus testimonios. Por otro lado, si bien identifica la responsabilidad que tuvo el autoritario gobierno de León Febres Cordero en la violación de varios derechos humanos, Tamara no limita su análisis a un encuadramiento presidencialista. La violencia de Estado, ejecutada por los gobiernos de turno y sus funcionarios, no se limitaba a la prisión, tortura y desaparición, sino también estaba relacionada al encubrimiento, la creación de silencios y la negligencia oficial y premeditada. Esta última violencia estaba relacionada a individuos e instituciones, muchas que hasta hoy gozan de fueros, que habían sido partícipes de la represión, a pesar de que teóricamente la Comisión de la Verdad era una instancia independiente.

El trabajo de Tamara resulta fundamental para una historia del tiempo presente que conjuga de manera crítica la memoria y la ciencia histórica para analizar la conformación del Estado ecuatoriano resultante de los proyectos políticos que siguieron al retorno a la democracia.

Bibliografía

Alfaro Vive ¡Carajo!. 1983. “Mientras haya qué hacer nada hemos hecho”. Manuscrito inédito, última modificación década del ochenta del Siglo XX.

Catela, Ludmila da Silva. 2004. “Conocer el silencio. Entrevistas y estrategias de conocimiento de situaciones límites”. Oficios Terrestres 15/16: 1-22. https://bit.ly/3s6LwTs.

Comisión de la Verdad Ecuador. 2010. Informe Final “Sin verdad no hay justicia”. Quito: Comisión de la Verdad: ni silencio ni impunidad.

Halbwachs, Maurice. 2004 (1968). La memoria colectiva. Traducido por Inés Sancho-Arroyo. Zaragoza: Prensas Universitarias de Zaragoza.

__________. 2004 (1994). Los marcos sociales de la memoria. Traducido por Manuel A. Baeza y Michel Mujica. Barcelona: Anthropos Editorial.

Hiner, Hillary. 2009. “Voces soterradas, violencias ignoradas: discurso, violencia política y género en los Informes Rettig y Valech”. Latin American Research Review 44 (3): 50-74.

Jelin, Elizabeth. 2002. Los trabajos de la memoria. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

Marcus, George. 2001. “Etnografía en/del sistema mundo. El surgimiento de la etnografía multilocal”. Alteridades 11 (22): 111-127.

Portelli, Alessandro. 2004. “El uso de la entrevista en la historia oral”. Historia, memoria y pasado reciente 20: 35-48.

Quiceno Toro, Natalia. 2008. “Puesta en escena, silencios y momentos del testimonio. El trabajo de campo en contextos de violencia”. Estudios Políticos 33: 183-210.

Scott, Joan. 2008 (1986). “El género: una categoría útil para el análisis histórico”. En Género e historia. México: FCE – UNAM.

Segato, Rita. 2016. La guerra contra las mujeres. Madrid: Traficantes de sueños.

Theidon, Kimberly. 2006. “Género en transición: sentido común, mujeres y guerra”. Cuadernos de Antropología Social 24: 69-92.

Todorov, Tztevan. 2000. Los abusos de la memoria. Barcelona: Paidós.

Troncoso Pérez, Lelya e Isabel Piper Shafir. 2015. “Género y memoria: articulaciones críticas y feministas”. Athenea Digital 15 (1): 65-90. https://bit.ly/3AwN6jy.

Etnografía del “retorno a la vida civil” de las ex-guerrilleras de las FARC-EP: movilidades restringidas, verdades fragmentadas y redes de solidaridad

Reseña de los Encuentros de lxs Jóvenes Investigadorxs

Presentación de Mélina Gautrand, doctoranda en Antropología en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS)

Reseña redactada por Sonia De Andreis, doctoranda en la Universidad de Paris 1 – Panthéon Sorbonne, UMR 8096 – ArchAm

El 9 de septiembre del 2022, Mélina Gautrand nos presentó su ponencia « Etnografía del ‘retorno a la vida civil’ de las ex-guerrilleras de las FARC-EP: movilidades restringidas, verdades fragmentadas y redes de solidaridad ».

Su trabajo doctoral se centra en la subjetividad y la agencia política de las mujeres ex-guerrilleras, víctimas de violencias de género, situadas en un continuo de violencia “guerra/paz” (las comillas son importantes aquí, ya que el contexto sigue siendo complejo y la paz incompleta). Su trabajo se basa en una observación inicial: las mujeres son víctimas de la violencia de género antes, durante y después de tomar las armas. Por ello, Mélina se pregunta: ¿qué afirmación pueden tener estas mujeres en este contexto de violencia y restricciones? Ella opta por estudiar estas cuestiones señalando que la política no es sólo institucional y pública, sino que también incluye lo que pertenece a las relaciones personales e íntimas, con una postura feminista afirmada.

La base de su investigación es el resultado de 14 meses de trabajo de campo en varias zonas de la región de Antioquia, Colombia. Su trabajo está en fase de redacción y análisis, pero no se ha teorizado por el momento. Entonces, Mélina decidió contarnos su recorrido durante estos meses sobre el terreno de forma reflexiva, es decir su experiencia personal y su relación con esta experiencia, entre la construcción de una relación de confianza (I), la comprensión de los silencios (II) y las movilidades (III).

I – Relación de cercanía y confianza con las interlocutoras

Durante la primera parte de su ponencia, Mélina mencionó el tema de la confianza y de las relaciones con sus interlocutoras pero también hizo énfasis en las tensiones entre las mujeres excombatientes.

Para ella, estas tensiones se explican en parte por el control que ejercen los hombres sobre las mujeres. En efecto, desde su primer trabajo de campo, Mélina pudo observar que para conocer a las ex-guerrilleras, era necesario pasar por los hombres y negociar con ellos sistemáticamente ya que estos se encuentran en posiciones de poder. Para profundizar en este punto, Mélina recordó su primera visita a una de las comunidades en 2019, antes de empezar su doctorado, donde recibió diversas proposiciones para tener relaciones con algunos de sus interlocutores de la comunidad. Se negó y pudo obtener el permiso a través de otro interlocutor. Para Mélina, este es un ejemplo de la presión patriarcal dentro de las comunidades de exguerrilleros: es necesario obtener el permiso de una autoridad masculina para ir allí. Así pues, sus primeros meses sobre el terreno fueron muy complicados, por un lado se encontraban las negociaciones con los hombres y por otro, las mujeres la rechazaban. Como civil, joven y extranjera, representaba un objeto de deseo y de disponibilidad sexual para los hombres, y en consecuencia una enemiga potencial para las mujeres, que la mantenían a distancia y hablaban muy mal de ella.

Para desbloquear esta situación, Mélina optó por evitar ver a los hombres y reunirse con las mujeres cuando ellos estaban ausentes. Participó en las tareas de las mujeres (cuidado de los niños, compras, cumpleaños, etc.) con el objetivo de posicionarse como una aliada responsable. Se integra así en la economía doméstica, dirigida esencialmente por mujeres, a veces pagando por su estadía ya que los intercambios monetarios están muy ligados a las relaciones sociales. El hecho de pagar también facilitó su integración en un contexto en el que las mujeres tenían más dificultades para encontrar trabajo, teniendo que quedarse en casa, y en el que se desarrollaron préstamos de dinero entre mujeres y organizaciones cooperativas para ayudar a las más vulnerables.

Poco a poco, Mélina consiguió integrarse y construir una relación de confianza mutua con algunas mujeres, como Eva, con la que comía y a cuyo hijo cuidaba a veces, observando que para ella, era más fácil ser aceptada por las mujeres solteras. Su relación con Elisa también se profundizó con el tiempo y, a través de comentarios y bromas, Mélina pudo entender diversas cosas sobre la propia comunidad.

II – Los silencios, los secretos, lo oculto

En esta parte de su presentación, Mélina habló del silencio –o de los distintos tipos de silencios–  como parte importante de los contextos violentos. Pensaba que irse a vivir con ex-guerrilleras le ayudaría a superar el silencio, que ya había experimentado, sobre todo de parte de mujeres que aceptaban ser entrevistadas pero luego no respondían las llamadas, etc. Pero de hecho, después de cinco meses sobre el terreno, ciertos temas seguían evitándose y no se hablaba de ellos, como los crímenes y la violencia sexual, que a veces se mencionaban pero siempre de forma discreta y superficial. Identificó el silencio, el hablar indirecto, como una característica de este grupo y, por lo tanto, cuestionó la relación de este grupo social con el silencio y lo que este puede enseñar.

Mélina se posicionó entonces como una oreja disponible para escuchar, sin repetir. De hecho, había varias razones por las que las excombatientes no querían hablar de la violencia sexual y de género que habían sufrido: reticencia a hablar de momentos dolorosos y tristes, miedo a las repercusiones, la impresión de que no serviría de nada, pero también miedo a posibles problemas con sus superiores y líderes si hablaban de la violencia sexual dentro de las FARC o en otras organizaciones y/o partidos de izquierda.

En el contexto posterior a la firma de la paz, las mujeres intentaron poner en palabras lo que habían vivido, pero se encontraron con una fuerte solidaridad masculina entre antiguos comandantes y colegas. Estos hombres ocupaban una posición de poder en las comunidades, ya que estaban en contacto con agentes externos a las comunidades y con políticos, y los beneficios para las FARC dependían de su capacidad para posicionarse como un grupo fuerte y unido con el que comunicarse a nivel internacional y nacional. Por eso, a cuestión de la violencia sexual y de género apenas se planteó.

Esta cuestión del silencio, íntima, compleja e indisociable de la noción de confianza, plantea la cuestión de la posición y de las dificultades potencialmente personales del antropólogo para acceder a la palabra, pero también para aceptar y comprender este silencio, siempre en un contexto de empoderamiento masculino y de presión con respecto a los intereses del grupo social.

III – Movilidad y desplazamiento

Por último, Mélina planteó la cuestión de la movilidad, la movilidad forzada y la movilidad restringida. Mencionó la movilidad de sus entrevistados, pero también la suya propia, que no estaba prevista.

De hecho, Mélina quería quedarse en el mismo lugar, pero las circunstancias hicieron que tuviera que trasladarse a espacios diferentes, con personas diferentes. Trabajó en tres comunidades, dos rurales y una urbana, como parte de su investigación. Uno de los grupos con los que trabajaba tuvo que trasladarse debido a la llegada de un grupo armado. Fueron trasladados cerca de la comunidad en situaciones sanitarias muy difíciles (sin agua potable, viviendas de mala calidad…) y todos tardaron mucho tiempo en reorganizarse y reanudar sus actividades. Muchos ex-guerrilleros/as se fueron en ese momento.

La comunidad en la que Mélina trabajó más fue la segunda. Sin embargo, tuvo que poner fin a su trabajo de campo en 2022 debido a la inseguridad (presencia del Clan del Golfo en la región). Los paramilitares ejercían un importante control sobre las comunidades, que fue aumentando con el tiempo. Finalmente, en 2022, aparecieron dos personas muertas, asesinadas según las mujeres de la comunidad con las que habló. Sabiendo esto, y sospechada de estar en contacto con periodistas, Mélina fue asaltada varias veces, lo que le provocó una crisis de confianza en sí-misma y en su trabajo, además de enfrentarla a su soledad. La protección de las mujeres ya no era suficiente para garantizar su seguridad y no se atrevía a salir ni a hablar con sus entrevistadas. Ante las dificultades de reincorporarse al trabajo y de generar confianza con una nueva comunidad, decidió irse a Medellín.

En Medellín, conoció a dos mujeres que se habían ido también de sus comunidades, debido a la inseguridad y la violencia. La propia experiencia de Mélina la llevó a (guardando las diferencias) entender mejor la dinámicas de movilidad forzadas de dichas mujeres por este continuo de violencia.

En un país donde la movilidad es extremadamente importante –y con frecuencia forzada, parece especialmente pertinente cuestionar los modos de movilidad tanto de los entrevistados como de los entrevistadores, a pesar de que estos tengan relaciones sociales (de género, clase y “raza” ) distintos.

Finalmente, la presentación de Mélina hizo énfasis en las relaciones humanas, entre la entrevistadora y las entrevistadas, pero también entre la entrevistadora y las modalidades de hacer trabajo de campo, manera partir de un testimonio íntimo y sensible. A través del relato de su experiencia sobre el terreno, Mélina aportó muchas ideas sobre las experiencias de estas mujeres excombatientes y su forma de hablar de estas experiencias, en un contexto de opresión que no terminó con la firma del acuerdo de paz.

Clôture de l’appel à candidatures des bourses

L’appel à candidatures aux bourses IFEA 2023 a été clôturé le 15 décembre. Créée pour soutenir la recherche en archéologie, en sciences sociales et en sciences humaines dans les pays andins, l’édition de cette année est composée de quatre types d’aides:

  • Les bourses andines sont destinées aux étudiants de nationalité bolivienne, colombienne, équatorienne et péruvienne, tant pour les étudiants en master ou doctorat que pour les chercheurs titulaires d’un doctorat ou ayant une longue carrière académique. 
  • Aides à la mobilité pour permettre aux doctorants français ou européens inscrits dans des établissements français d’effectuer des travaux de terrain au Pérou, en Bolivie, en Equateur et/ou en Colombie.
  • La bourse d’archéologie Carlos Brignardello, créée en hommage au bienfaiteur de l’IFEA et selon sa volonté de promouvoir l’archéologie péruvienne, s’adresse aux étudiants péruviens et français effectuant un travail du terrain au Pérou
  • La bourse Gerald Taylor, pour des recherches liées aux langues indigènes ou natives à partir d’une approche en sciences humaines et sociales. Créée à partir de cette année pour rendre hommage à l’un des plus importants chercheurs de la culture andine et reconnaître son immense héritage dans l’étude du quechua. Destinée aux étudiants de Bolivie, de Colombie, d’Équateur, du Pérou, de France et de l’UE (à condition d’être inscrit dans une université française).  

Au-delà de la participation aux activités scientifiques de l’Institut (telles que les Encuentros de jóvenes investigadorxs), les personnes sélectionnées soumettront un texte scientifique (article, monographie, etc.) qui sera évalué par le Comité éditorial et éventuellement publié. L’IFEA organise une réunion annuelle des boursiers afin de fournir un cadre collectif pour le travail scientifique au niveau andin, qui peut conduire à des propositions de journées d’études à l’IFEA.  

Dans le cas du Pérou, le soutien comprend également l’utilisation d’installations (salle de travail des chercheurs et salle de lecture de la bibliothèque Carlos Brignardello). En Colombie, en Equateur et en Bolivie, l’appui institutionnel sera assuré par nos partenaires (Ambassade de France et Institut de Recherche pour le Développement).

Les résultats de l’appel seront publiés à partir d’avril 2023 sur le site internet de l’IFEA et sur ses différents réseaux sociaux.

Cierre de convocatoria de becas 

Este 15 de diciembre finalizó la recepción de candidaturas para las becas del IFEA 2023. Creadas con el fin de proporcionar un apoyo a la investigación en Arqueología, ciencias sociales y ciencias humanas en los países andinos la presente edición estuvo conformada por cuatro tipos: 

  • Las becas andinas, dirigidas a estudiantes de nacionalidad boliviana, colombiana, ecuatoriana y peruana. Tanto a jóvenes investigadores(as) estudiantes de maestría y doctorado, como a investigadores (as) con grado de doctor(a) o con una amplia trayectoría académica. 
  • Las Ayudas a la movilidad (aides à la mobilité), para que doctorandos(as) franceses(as) o europeos(as) inscritos(as) en instituciones francesas puedan realizar trabajos de terreno en Perú, Bolivia, Ecuador y/o Colombia. 
  • La beca de Arqueología Carlos Brignardello, creada en homenaje al benefactor del IFEA y a su deseo de impulsar la arqueología peruana, se dirige a estudiantes peruanos(as) y franceses(as) que realicen trabajo de terreno en Perú. 
  • La beca Gerald Taylor, para investigaciones relacionadas con las lenguas indígenas u originarias desde un enfoque de las ciencias humanas y sociales. Creada a partir de este año para homenajear a uno de los investigadores más importantes de la cultura andina y reconocer un inmenso legado en el estudio del quechua. Dirigida a estudiantes provenientes de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Francia y UE (a condición que estén inscritos(as) en una universidad francesa).  

Además de participar en la actividad científica del Instituto (como los Encuentros de jóvenes investigadorxs), los seleccionados presentaran un texto científico (artículo, monografía, etc.), que será evaluado por el Comité editorial y eventualmente publicado. El IFEA organiza una reunión anual de becarios para brindar un marco colectivo de trabajo científico a nivel andino, que puede dar lugar a propuestas de jornadas de estudio en el IFEA.  

En el caso de Perú, el apoyo incluye también el uso de instalaciones (sala de trabajo de los investigadores y sala de lectura de la Biblioteca Carlos Brignardello). En Colombia, Ecuador y Bolivia, el apoyo institucional será proporcionado por nuestros socios (Embajada de Francia y el Instituto de Investigación para el Desarrollo).

Los resultados de la convocatoria serán publicados a partir de abril 2023 en la página web del IFEA y en sus diferentes redes sociales. 

Remise des matériaux archéologiques: “Tantamayo Piruru” et ” Cajamarca Reichlen”.

Le 30 septembre dernier, l’IFEA a officiellement remis au Ministère de la Culture du Pérou deux collections de matériaux archéologiques fouillés respectivement par les missions “Tantamayo Piruru” et “Cajamarca Reichlen”.

L’inventaire de ces deux collections, nécessaire à leur remise au Ministère de la Culture, a été réalisé du 26 août au 29 septembre, après 232 heures de travail. Cette iniciative a été coordonnée par Catherine Lara, pensionnaire de l’IFEA à Lima, et a bénéficié du soutien de l’ensemble du personnel : Nora Araujo, Cecilia Baldassari, Anne-Marie Brougère, Miguel Carreño, Manon Deguet, Jesús Guzmán, Héctor Huerto, Aliocha Maldavsky, José Olivera, Kattia Pacheco, Vanessa Ponce de León et Charlotte Quinquis. (Voir galerie de photos)

Nous partageons ci-dessous plus d’informations sur l’histoire des deux projets, leurs origines et la “redécouverte” de ce matériel pendant le processus de construction des nouveaux locaux de l’IFEA.

Aliocha Maldavsky,directrice de l’IFEA, signe un certificat de remise de matériel dans les locaux du ministère de la Culture. © C. Lara

Reichlen et la mission ethnologique française

En 1947, Henry Reichlen, archéologue chercheur au CNRS et un des fondateurs de l’IFEA, dirige la Mission Ethnologique Française au Pérou, ce qui l’amène à effectuer des fouilles dans la région de Cajamarca. Ces recherches ont permis des avancées pionnières dans l’archéologie de la région [1].

La plupart de ce matériel est conservé entre le Musée du Quai Branly à Paris et le Musée National d’Archéologie, d’Anthropologie et d’Histoire à Lima. Lors de la préparation du nouveau siège de l’IFEA, Catherine Lara, archéologue spécialisée en céramique, a eu la grande surprise de trouver dix caisses en bois scellées par Reichlen en 1949, qui n’avaient pas été ouvertes et étaient “tombées dans l’oubli” depuis dans les réserves de l’IFEA. 10 récipients complets ou semi-complets, 3 917 fragments de céramique (principalement Cajamarca IV) et environ 20 kilos de restes humains provenant de la mission de Cajamarca ont été retrouvés à l’intérieur des caisses.

L’état de conservation du matériel était excellent, ce qui a facilité son nettoyage et son reconditionnement en vue de sa remise au Ministère de la Culture, qui pourra préserver le matériel et le mettre à la disposition de la communauté scientifique.

Projet Tantamayo Piruru

Dirigé par Elizabeth Bonnier et Catherine Rozenberg, le projet “Tantamayo Piruru” (Huánuco) a été principalement financé par le Ministère des Affaires Etrangères français. Il a été intégré dans les projets de recherche de l’IFEA, dont Bonnier et Rozenberg ont été les pensionnaires entre 1982 et 1986. C’est dans ce contexte que les deux chercheuses ont dirigé 7 campagnes de fouilles entre 1980 et 1985, suivies d’une interruption due à l’arrivée du conflit armé dans la région. Une 8ème campagne a été menée en 1988. Les années 1989 et 1990 ont été consacrées à des études de laboratoire. Suite à la suppression des financements d’origine du projet, Bonnier et Rozenberg ont bénéficié d’aides ponctuelles de l’IRD ainsi que de l’Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). L’archéologue Alina Wong† (1959 – 2021) de l’UNMSM a également participé à ce projet en tant que spécialiste du matériel lithique, avant de rejoindre le personnel administratif de l’IFEA comme responsable de la librairie qui porte désormais son nom.  

Boîtes stockées du projet Tantamayo Piruru © C. Lara

Le projet a révélé que le site de Piruru Tantamayo a connu 4 occupations, allant de 2 500 av. J.-C. à 1530 apr. J.-C. Des formes anciennes d’architecture liées à des contextes domestiques y ont notamment été découvertes. De manière générale, cette zone s’inscrit dans la problématique du rôle joué par la relation entre les Andes et l’Amazonie dans le développement socioculturel de la région.

Le permis délivré par l’INC aux archéologues Bonnier et Rozenberg indiquait que les matériaux fouillés par la mission resteraient à l’IFEA jusqu’à la fin des recherches. Or, du fait de circonstances variées, le projet n’a jamais abouti, et les matériaux étaient restés à l’IFEA depuis. Il s’agit de plus de 78 000 fragments, principalement du matériel céramique, mais aussi du matériel lithique et osseux.  

Nous partageons ci-dessous une bibliographie des travaux de Bonnier et Rozenberg (merci aux volontaires du département d’archéologie de la PUCP Alessandra Caballero Vela, Alejandra Guerrero Quiñones et Luis Enrique Castillo Narrea pour leur aide dans la compilation de ces informations) :  

Bulletin de l’IFEA (disponible en ligne)

  • BONNIER, E., ZEGARRA, J. & TELLO, JC. 1985 – Un ejemplo de crono-estratigrafía en un sitio con superposición arquitectónica. —Piruru-Unidad I/II. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 14(3-4):80-101 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1985_num_14_3_1601

  • BONNIER, E., HOWARD-MALVERDE R., KAPLAN L.& ROZENBERG C., 1983 – Recherches archéologiques, paléobotaniques et ethnolinguistiques dans une vallée du Haut Marañon (Pérou) : le projet Tantamayo Piruru. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 12(1-2): 103-133. 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1983_num_12_1_1569

  • ROZENBERG, C. & PICON, M., 1985- Recherches préliminaires en laboratoire sur les céramiques de Piruru (Andes Centrales). Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 14(3-4):103-114 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1985_num_14_3_1602

  • BONNIER, E. & ROZENBERGC.,1988- Del santuario al caserío: Acerca de la neolitización en la Cordillera de los Andes Centrales. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 17(2):23-40 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1988_num_17_2_978

  • GIRAULT,L. 1981- Fouilles sur le site de Piruru en 1968 et 1970. Bulletin de l’Institut Français d’Études 10(1-2):101-112 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1981_num_10_1_1536

  • ROZENBERG, C. & PICON, M., 1990a- La production céramique dans la vallée de Tantamayo (Pérou) durant les périodes tardives : un exemple de spécialisation artisanale. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 19(1):15-23 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1990_num_19_1_997

  • ROZENBERG, C. 1982- Le matériel archéologique de Piruru II : la collection de Louis Girault. Université Hermilio Valdizán – Huánuco – Perú. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines  11(3-4):115-141 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1982_num_11_3_1563

  • ROZENBERG, C. & PICON, M. 1990b- Circulation, échange et production de poteries dans les Andes centrales au deuxième millénaire av. J.-C. Bulletin de l’Institut Français d’Études Andines 19(1):1-14 

https://www.persee.fr/doc/bifea_0303-7495_1990_num_19_1_996

Autres références

  • BONNIER, E., 1980 – Projet Tantamayo Piruru. Première partie : Les sites archéologiques, 25 pp.; París: Centre national de recherche scientifique. CNRS. 
  • BONNIER, E., 1981 – Las ruinas de Tantamayo: vestigios de una ocupación tardía, provincia de Huamalíes, departamento de Huánuco. Boletín de Lima, 14: 38-53; Lima. 
  • BONNIER, E., 1983- Piruru: nuevas evidencias de una ocupación temprana en Tantamayo, Perú.  In: Gaceta Arqueológica Andina 8 (2) Lima, 8 – 9.
  • BONNIER, E., 1987 – Les architectures précéramiques dans la Cordillère des Andes : Piruru face à la diversité des données. L’Anthropologie, 91 (4): 889-904; París. 
  • BONNIER, E. 1987- Recherches en cours sur les premières architectures et les débuts de la sédentarisation en montagne (Projet Tantamayo Piruru, Pérou). Willay: Newsletter of the Andean Anthropological Research Group, 26-27: 7-9. 
  • BONNIER, E. 1988-Arquitectura precerámica en la cordillera de los Andes, Piruru frente a la diversidad de los datos. Anthropologica 6(6): 335-361. 

https://revistas.pucp.edu.pe/index.php/anthropologica/article/download/10299/10743

  • BONNIER, E., 1997-Morfología del espacio aldeano y su expresión cultural en los Andes Centrales. Archaeologica peruana 2: Arquitectura y Civilización en los Andes Prehispánicos (E. Bonnier & H. Bischof, eds):28-41: Mannheim: Sociedad Arqueológica Peruano-Alemana / Reiss-Museum
  • BONNIER, E., 1997-Preceramic Architecture in the Andes: The Mito Tradition. Archaeologica peruana 2: Arquitectura y Civilización en los Andes Prehispánicos (E. Bonnier & H. Bischof, eds):120-144: Mannheim: Sociedad Arqueológica Peruano-Alemana / Reiss-Museum
  • BONNIER, E. & ROZENBERG C., 1987- El proyecto Tantamayo Piruru : arqueología en un valle del alto Marañón. Kuntur : Perú en la cultura 3: 2-9.  
  • DURAND-CARLIER, I., 1991 – Les Plantes dans la vie des habitants d’une haute vallée de la Cordillère orientale des Andes péruviennes (Tantamayo – Département de Huanuco), Thèse de doctorat, Université Paris VI.
  • FLORNOY, B. (1957)-MONUMENTS DE LA RÉGION DE TANTAMAYO (PÉROU). Journal de La Société Des Américanistes, 46 : 207–225. 

 http://www.jstor.org/stable/24603946 

  • KAPLAN, L. & BONNIER, E., 1986 – Piruru: a preliminary report on the archaeological botany of a highland andean site. In: Perspectives on Andean Prehistory and Protohistory (D. Sandweiss & P. Kvietok, eds.): 115-121; New York: Cornell University. 

Bibliographie en lien avec Piruru Tantamayo publiée par d’autres auteurs

  • BUENO, A., 1983- Arquitectura pre-Chavín en los Andes Centrales. In: Boletín de Lima 28(5): 11- 28.
  • BUENO, A. & GRIEDER, T., 1979 – Arquitectura precerámica de la Sierra Norte. Espacio (5): 7- 9, Lima.
  • BURGER, R. 1985- Prehistoric Stylistic Change and Cultural Development at Huaricoto, Peru. National Geographic Research, 1(4): 505- 534.
  • BURGER. R. & SALAZAR-BURGER, L., 1980- Ritual and Religion at Huaricoto. Archaeology, 33: 26 – 32. 

[1] Reichlen, Henri y Paule Reichlen (1949) Recherches archéologiques dans les Andes de Cajamarca : Premier Rapport de la Mission Ethnologique Française au Pérou Septentrional. Journal de la Societé des Americanistes 38 :137-174

Experiencias y formas de ‘habitar’ el paisaje del Santuario Histórico Bosque de Pómac: encuentros entre la vida cotidiana, el patrimonio y la conservación

Reseña de los Encuentros de lxs Jóvenes Investigadorxs

Presentación de Sara Lucía Guerrero Arenas, candidata a magíster en Antropología Visual en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP)

Reseña redactada por Yenny Constanza Román Núñez, Doctoranda en Estudios territoriales de la Universidad de Caldas, Manizales, Colombia y becaria del IFEA Convocatoria 2021

En el Encuentro de Jóvenes Investigadores (EJI) desarrollado el 25 de noviembre del 2022, Sara Lucía Guerrero Arenas, candidata a magíster en Antropología Visual de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) socializó los avances de su tesis de maestría, la cual se desarrolla en el Santuario Histórico Bosque de Pómac (SHBP) en la región de Lambayeque- Perú, única área protegida por el Estado en el ecosistema de bosque seco ecuatorial en la Costa Norte peruana. Lugar donde se presentan diversas dinámicas sociales producto de la interacción de discursos y prácticas que transitan alrededor del patrimonio arqueológico, inmaterial, la conservación ambiental y los conflictos por la tierra entre diferentes actores, pero también de luchas y desalojos. Por un lado, está el Estado, quien ejerce el control y la vigilancia del área protegida, por el otro; las poblaciones locales que hacen uso de este territorio para habitarlo mediante la agricultura, la ganadería y la guaquería, además de personas foráneas, quienes también hacen uso del espacio con fines recreativos o científicos.

Para la comprensión de dichas dinámicas sociales en el SHBP, la autora emplea herramientas provenientes de la investigación etnográfica audiovisual para develar las tensiones entre los diversos actores, además de analizar diversas formas de experimentar y habitar dicho paisaje por parte de los actores relacionados.  Desde luego, un lugar que es gestionado por diferentes actores, por ejemplo; para el Estado, a través del Ministerio de Cultura es un área arqueológica que agrupa una serie de 36 pirámides de adobe de la cultura Sicán (700 d.c. y 1.375 d.c), esta cultura prehispánica supo adaptarse a este ambiente seco y se destacaron por su orfebrería, lo que condujo a que posteriormente las comunidades se dedicaran al oficio de la guaquería y asimismo, llevó al Estado a instalar excavaciones arqueológicas en el lugar para su posterior declaratoria como Santuario Histórico.  Asimismo, para el Ministerio de Ambiente es un ecosistema de bosque seco tropical de gran biodiversidad endémica, tanto de flora como los Algarrobos, al igual que de fauna con más de 90 especies de aves, 16 de ellas endémicas que son atractivo para los turistas en el avistamiento de aves. 

Luego, Sara Lucía identifica como actores sociales en su investigación, a la población, muchos de ellos herederos de la Hacienda Batán Grande que tuvo presencia hasta 1969 y que con las Reformas Agrarias que se dieron en el Perú se transformó en una Cooperativa Agraria.  Esta población que habita dentro y alrededor del Santuario, algunos de ellos habitantes de larga data y otros migrantes de la Sierra han desarrollado actividades agrícolas como la siembra de caña de azúcar, algodón y maíz, además de la ganadería de vacuno, bovino y caprino, y otros dedicados al saqueo de oro y riquezas de las guacas que terminaron en colecciones privadas. Muchos de estos guaqueros por su conocimiento de lugar y experticia en el oficio fueron empleados por arqueólogos internacionales que dirigían las excavaciones hacia 1973 dándole un carácter más técnico y que luego fueron manejadas por el Estado en 1978 a través del Proyecto Arqueológico Batán Grande, institucionalizando así, la investigación científica. Sara concluye que la memoria se construye por parte de los diversos actores alrededor de sus prácticas, muchas de ellas de tiempo atrás y otras más recientes, así como la institucionalización de las mismas por parte del Estado al desplazar de estos oficios a la Cooperativa y tomando el control sobre el espacio, y restringiendo o regulando las prácticas sobre el mismo.

Sara Lucía enfatiza que en el Santuario Histórico Bosque de Pómac (SHBP) existe una relación entre los diferentes actores relacionados con la historia del espacio (funcionarios del Estado, pobladores fuera y dentro del santuario, investigadores, visitantes- turistas- estudiantes), y las disputas por su ocupación y control.  Para ella estos resultados se derivan de su trabajo de campo, no sólo observando el lugar que es bastante extenso y agreste, sino desde los actores, a partir de su cotidianidad y su rol mediante su interrelación con ellos a través de entrevistas, la intuición, la inmersión sensorial, junto con el registro audiovisual.  Lo anterior, en función de dar respuesta desde la Geografía Humana a las siguientes preguntas investigativas: cómo las personas perciben este espacio desde su propia experiencia, cómo es el espacio material, qué prácticas espaciales se dan en y a través del bosque y, qué sentidos de lugar emergen entre las distintas experiencias del lugar.

En efecto, por un lado, Sara distingue las tensiones entre diferentes actores por los recursos y la ocupación espacial del área protegida, además de múltiples sentidos del lugar de los diferentes actores que conviven en el mismo espacio, es decir: la gestión que adelanta el Estado desde los discursos y narrativas como la conservación ambiental y la investigación patrimonial, así como la población que habita fuera y dentro del Santuario (unos pocos pobladores autorizados para vivir ahí por su tiempo de permanencia y otros en mayor número que han invadido el lugar) en una relación de adaptación y supervivencia frente a la escasez del agua y la inaccesibilidad a los servicios públicos, lo que les conlleva a la extracción de agua subterránea y a la tala de árboles como el algarrobo, para la obtención de leña y carbón para su día a día, poniéndolos en tensión frente a los discursos de conservación por parte del Estado y a la implementación de proyectos desarrollistas, como: la producción de miel, la elaboración de artesanías de árboles o tejidos con el algodón y la extracción de algarrobina del algarrobo, entre otros.

La autora que dentro de los resultados de su investigación, ha logrado identificar a los actores y sus prácticas, dentro de las cuales resalta:  prácticas de vigilancia y control por parte de los actores del Estado como los Guardaparques, prácticas científicas por parte de los investigadores en la excavaciones arqueológicas y en las acciones de conservación, prácticas productivas por parte de la población que vive en el entorno y dentro del bosque que transitan en la cotidianidad; por ejemplo: en la chacra para la consecución de los alimentos, el cuidado de los animales o trabajos que surjan relacionados con las excavaciones u ofertados por el Estado relacionados con el saneamiento o con los proyectos de desarrollo, y finalmente, las prácticas de esparcimiento por parte de los visitantes.

Finalmente, Sara concluye que, los sentidos del lugar que los diferentes actores elaboran están atados a las relaciones de pertenencia del lugar que cada actor elabora con base en dichas prácticas, a su tiempo de vinculación con el lugar y a su agencia sobre este entorno y viceversa, ya que el mismo entorno, también condiciona las prácticas del mismo actor por su conocimiento y relación con el lugar.  Por tanto, estos sentidos del lugar son diversos, en tanto que, las relaciones entre estos actores configuran las narrativas sobre el espacio, pues cada actor tiene su manera de entender este espacio, de significar estos lugares, lo que puede hacer que entren en conflicto o tensión. El producto final que Sara Lucía está construyendo es un producto audiovisual, un documental que registra los diversos actores y sus prácticas derivadas de sus sentidos del lugar, muchas de estas historias impregnadas de historia y de nostalgia que construyen la memoria de diferentes hitos construidos en el tiempo en adaptación a un entorno que les permite vivir con tranquilidad, es decir, “habitar” el lugar desde la experiencia lejos del contexto urbano, pero también, hay otras, experiencias del lugar efímeras o pasajeras, relacionadas con el goce estético del entorno, por su sentido de paso, en el caso de los turistas o visitantes.

Bibliografía

Aimi, A., & Perassi, E. (Eds.). (2015). Herencia Muchik. En el Bosque de Pómac.

Angulo, E. (2008). Participación de las poblaciones locales en la conservación y en la gestión del Santuario Histórico Bosque de Pómac. 1-110. https://tesis.pucp.edu.pe/repositorio/handle/20.500.12404/1305

Beltran, O., Pascual Fernández, J. 1961-, & Vaccaro, I. (2008). Patrimonialización de la naturaleza, el marco social de las políticas ambientales. Patrimonialización de La Naturaleza, El Marco Social de Las Políticas Ambientales, 2008, ISBN 978-84-691-4961-4, Págs. 165-180, January 2016, 165–180.

Brack, A. (1986) Las ecorregiones del Perú. Boletín de Lima. N 44, pp. 57-70. Lima

Burneo, M. L. (2020). Técnicas territoriales para la apropiación del bosque seco peruano: El caso de los comuneros de Catacaos frente al avance de la agroindustria en un contexto de emergencia humanitaria. Territorios, 42-Esp., 1–29. https://doi.org/10.12804/revistas.urosario.edu.co/territorios/a.7736

Elera Arévalo, C. (2016). Museo Nacional de Sicán. Cronología vital de un centro de conservación, investigación y difusión; agente de desarrollo sostenible de las comunidades rurales. Ciencia, Tecnología y Humanidades, 7(1), 170–177.

Estrello, L. (2016). Defender el horizonte: paisaje, conflicto socioambiental y antropología visual en Junín (Íntag, Ecuador). Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales Sede Ecuador.

Harrison, Rodney. et al. (2020). Heritage Futures. Comparative Approaches to Natural and Cultural Heritage Practices. UCL Press.

Kirshenblatt-Gimblett, B. (2004). Intangible Heritage as Metacultural Production. Museum International, vol. 56, No. 1– 2, pp. 221–222.

Kirshenblatt-Gimblett, B. (1998). Destination Culture. Tourism, Museums and Heritage. University of California Press.

Montenegro, L. (Ed.). (2011). Cultura y Naturaleza. Aproximaciones a propósito del bicentenario de la independencia de Colombia (1era ed.). Jardín Botánico de Bogotá, José Celestino Mutis. http://www.jbb.gov.co/jardin/index.php?option=com_content&view=article&id=147&Itemid=371

Pink, S. (2012). Advances in visual methodology. Sage Publications.

Pink, S. (2009). Doing Sensory Ethnography. Sage Publications.

Pink, S. (2008). Mobilising visual ethnography: Making routes, making place and making images. Forum Qualitative Sozialforschung, 9(3). https://doi.org/10.17169/fqs-9.3.1166

Rodriguez Castañeda, S. (2018). Conservar la Naturaleza | Gobernar la Población. Imaginarios, espacio y políticas en el Parque Nacional del Manu. Pontificia Universidad Católica del Perú.

Sernanp. (2011). Plan Metro Santuario Histórico Bosque Pómac 2011-2016 (1era ed.). SERNANP.

Tuan, Y.-F. (1977). Space and Place. The perspective of experience (8va ed., Vol. 148). University of Minnesota Press.

Galería inventario de la colección Tantamayo Piruru

 Entre 26 de agosto al 29 de septiembre se realizó el inventario de la colección de material arqueológico perteneciente al proyecto Tantamayo Piruro (Huánuco) para posterior entrega al Ministerio de Cultura peruano.

Compartimos algunas imágenes de este proceso en el que participó el personal en pleno, con la coordinación de Catherine Lara, arqueóloga especialista en cerámica e investigadora del IFEA en Lima.


Entre le 26 août et le 29 septembre, un inventaire de la collection de matériel archéologique appartenant au projet Tantamayo Piruro a été réalisé en vue de sa remise ultérieure au ministère péruvien de la Culture.

Nous partageons quelques images de ce processus auquel a participé l’ensemble du personnel, coordonné par Catherine Lara, archéologue, spécialiste de la céramique et pensionnaire de l’IFEA à Lima.

Cecilia Baldassari, José Olivier y Catherine Lara inician el conteo del material.© K. Pacheco
Vanessa Ponce de León y Cecilia Baldassari embolsan el material inventariado. © K. Pacheco
Catherine Lara coordina y registra el inventario del material. © K. Pacheco
Nueva sesión de inventario © M. Deguet
Catherine Lara verifica el tipo de material hallado
Catherine Lara y Aliocha Maldasvky © K. Pacheco