Hacia la rehabilitación del patrimonio del Valle del Sondondo, una investigación-acción

Escriben Aliocha Maldavsky, directora del IFEA; Silvia Dana-Echevarria, presidenta de la asociación de Les Amis du Patrimoine y Évelyne Mesclier, directora del IFEA (2016-2020)

Este artículo fue publicado originalmente en francés en Lettre d’information – INSHS Nº71, pág. 29-31[1]

El valle del Sondondo – © Aliocha Maldavsky 2020

El proyecto “Valorización del patrimonio del Valle del Sondondo”, coordinado por el Instituto Francés de Estudios Andinos – IFEA, nació de la iniciativa de la asociación francesa los Amis du Patrimoine, fundada por una egresada de la Pontificia Universidad Católica del Perú, cuyo objetivo es dar a conocer a la comunidad internacional el patrimonio cultural de un valle de los Andes. Éste, el “Valle de Sondondo”, está situado en el sur central del Perú, entre los 2000 y 5000 metros de altura, en la provincia de Lucanas y Sucre, departamento de Ayacucho. Seis distritos, Aucará, Cabana, Carmen Salcedo, Huaycahuacho, Chipao y Huacaña forman parte de esta unidad que corresponde a la cuenca hidrográfica de los ríos Sondondo, Negromayo y Mayobamba.

Ayacucho fue epicentro del conflicto interno que afectó al Perú en los años 1980 y 1990, el enfrentamiento entre el movimiento de guerrilla de inspiración maoísta y el Estado generó decenas de miles de víctimas entre civiles y beligerantes. Gran parte de la población del valle emigró entonces a la capital, Lima, o hacia la costa, en busca de seguridad y trabajo. A pesar de finalizar el conflicto, la tasa de emigración sigue siendo alta entre los jóvenes. La principal actividad económica es la agricultura, en pequeñas explotaciones, con intercambios comerciales limitados.

Si se piensa en salvar el patrimonio, es porque se considera en peligro: de destrucción de desaparición, de olvido. La señal de alarma, en el caso del valle de Sondondo, vino desde la sociedad civil. A pesar de la distancia, las asociaciones de migrantes preservan los vínculos con sus localidades de origen, organizando actividades festivas en la capital en honor a sus santos patronos, pequeños proyectos de obras sociales destinadas a las familias que viven en el valle e iniciativas de renovación de las iglesias. En el valle, la relación con el patrimonio se manifiesta a través de las fiestas religiosas, de costumbres populares, como la fiesta del agua Hatun Raymi, o las danzas, como la Chimaycha, los Negritos y la danza de tijeras, y la identificación de sitios arqueológicos en el paisaje, pero también a través de pinturas rupestres, como las de Paquare. Los rituales contribuyen así a la vitalidad de la lengua quechua. Muchas familias pertenecen además a las “comunidades campesinas”, una institución heredada de las comunidades indígenas, reconocida por el Estado peruano.

Interior de la iglesia de Cceca – © Aliocha Maldavsky 2020

El Valle del Sondondo ha sido identificado como un espacio de interés patrimonial particular. La iglesia de Aucará fue declarada patrimonio cultural de la nación por el Ministerio de Cultura en 2011. En 2019, el Valle fue reconocido como “itinerario cultural de interés” por el Ministerio de Turismo y fue declarado de interés nacional por el congreso. Una postulación de inscripción a patrimonio mundial de la UNESCO está en curso. Este reconocimiento se basa en una comprensión sistémica del Valle como un “paisaje cultural vivo”, que asocia elementos naturales con su antropización. En efecto, esta zona se caracteriza por sus impresionantes terrazas de cultivo, sus complejos sistemas de irrigación, sus poblados de origen colonial, con sus iglesias barrocas rurales y sus capillas. También podemos destacar la antigüedad de los vestigios ligados a la crianza de camélidos en la puna y a la cantidad e importancia de los sitios arqueológicos, en un entorno natural de montañas, lagos y cañones, que comprende puntos de observación de cóndores.

Sin embargo, el valle está hoy en día mal conectado al resto del territorio nacional. Las rutas permiten acceder a gran parte de los elementos claves del paisaje cultural, pero es poco conocido y se ha deteriorado más rápidamente durante y después del conflicto armado.

En 2019, durante la semana de América latina en París, los Amis du Patrimoine presentaron el estado de degradación de pinturas coloniales del siglo XVII y XVIII albergadas por la iglesia de Aucará. Atacadas por un hongo, estas obras, entre ellas “La Virgen del Carmen y Las Almas penitentes del purgatorio”, estaban desapareciendo. Un equipo de restauración francés llevó a cabo una operación de protección del lienzo, durante una estadía de un mes, financiada gracias a la movilización de la colectividad peruana y francesa.

Tras esta expedición, el IFEA y la asociación los Amis du Patrimoine obtuvieron el apoyo de la Embajada de Francia en el Perú para poner en marcha un proyecto de rehabilitación y de protección del patrimonio del valle. Financiamientos FSPI (Fondo de Solidaridad para proyectos innovadores) y ALIPH (Fundación Alianza Internacional para la protección del patrimonio en zonas de conflicto que interviene por primera vez en América del Sur) fueron obtenidos en 2020. El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura peruano, de la arquidiócesis de Ayacucho y de Icomos Perú.

Inaugurado el 4 de agosto de 2020, el proyecto busca recuperar la memoria colectiva a través de la conservación de pinturas, la rehabilitación de los techos de las iglesias y un trabajo científico en arqueología, historia y antropología, apoyándose en la experiencia francesa en materia de conservación y rehabilitación de monumentos históricos con bases científicas sólidas. A largo y mediano plazo, esta rehabilitación patrimonial puede servir de relanzamiento del desarrollo turístico cultural y tener efectos económicos.

Apoyado por la Embajada de Francia en el Perú, el IFEA coordina el aspecto científico del proyecto, así como el estudio de las perspectivas de valorización patrimonial y turística. La asociación Amis du Patrimoine lleva a cabo acciones de protección y de conservación de los lienzos de la iglesia de Aucará, y dirige igualmente la investigación arquitectural y la puesta en valor de las iglesias a través de la conservación de sus techos. Las dos entidades colaboran en la definición inicial, los ajustes del calendario y las actividades del proyecto.

Salvaguarda del cuadro de La virgen del Carmen y las almas penitentes del Purgatorio – © Munay 2019

En este marco, la proposición de la investigación científica del IFEA es definitivamente pluri e interdisciplinaria. Si las iglesias y sus pinturas son el corazón el proyecto, la investigación científica se centra sobre todo en las poblaciones locales que las construyeron, eso, en una perspectiva arqueológica, histórica y antropológica. Los investigadores pretenden trazar la historia de este territorio, comenzando por la configuración etno-política de las poblaciones que habitaron el valle antes de la llegada de los españoles, así como por los intercambios surgidos después de la primera presencia hispana, que fueron reconfigurando las relaciones culturales, políticas, económicas, sociales y religiosas, así como el medio físico desde el siglo XVI de nuestra era hasta nuestros días. Ello supone una colaboración estrecha entre las disciplinas. Los vestigios materiales estudiados por los arqueólogos deben permitir explicar el paisaje religioso andino, los primeros templos coloniales del valle de Sondondo, así como los vestigios domésticos de la primera ocupación hispana del valle. Este material arqueológico se completa con investigaciones inéditas en los archivos de las comunidades campesinas y cuatro fondos de archivos parroquiales presentes en el valle, además de archivos nacionales y regionales, a fin de establecer un diagnóstico documentario. Etnografías, sobre la organización sociocultural y el sistema de vida comunitaria permitirán completar estos datos, dándole un lugar a los relatos e historias transmitidas por la tradición oral. Finalmente, se han identificado circuitos potenciales de rutas y de caminos para valorizar el patrimonio y las oportunidades de desarrollo turístico: esta información será accesible a través de plataformas audiovisuales en Internet. Los resultados de las investigaciones serán difundidos en publicaciones académicas y de vulgarización entre las y los habitantes del Valle del Sondondo y la ciudadanía en general.

La asociación los Amis du Patrimoine, concentra sus esfuerzos en la protección del patrimonio arquitectónico, artístico e inmaterial de las catorce iglesias principales del Valle de Sondondo, a través de acciones preventivas y de valorización por parte de las comunidades locales, en asociación con expertas y expertos en arquitectura y restauración. Para estudiar el patrimonio artístico del valle y alimentar la historia de las pinturas coloniales situadas en la iglesia de Aucará, un primer inventario fotográfico de bienes muebles contenidos en cada una de ellas completará la investigación histórica. Dos grupos de conservadores provenientes de Cusco y de Lima tienen la tarea de estabilizar ocho grandes pinturas, según una metodología presentada al Ministerio de Cultura peruano. En una segunda etapa, se unirá un equipo francés. Antes de comenzar los trabajos de conservación de los techos, la asociación está estableciendo los planos actualizados. Dando prioridad a profesionales originarios del valle en la composición de equipos de trabajo que efectuarán las medidas: esta inclusión de los habitantes en la rehabilitación del patrimonio constituye una dimensión esencial del proyecto. Para esta ocasión, talleres virtuales de información con los habitantes y las autoridades locales han sido desarrollados localmente en diciembre 2020 y durante el primer trimestre del 2021 con la participación del IFEA.  La numerosa afluencia a estos encuentros muestra el interés de la sociedad civil por este proyecto, así como la voluntad de contribuir concretamente.

 A pesar de un inicio difícil en razón de la crisis sanitaria, gran parte de las actividades previstas han podido empezar. Por prudencia, para no ser un vector de contagio para los habitantes, los diferentes actores del proyecto se han obligado a mantener durante un primer tiempo sus actividades a distancia: el regreso al trabajo de campo empezó en el 2do trimestre del 2021.

Para el IFEA, el proyecto “Valorización del patrimonio del Valle del Sondondo” constituye una experiencia de proyecto pluridisciplinario y de colaboración con las poblaciones locales, basado en financiamientos diversificados.  Es igualmente una vía fructuosa de acceso al gran público. En efecto, a través de la salvaguarda del patrimonio, heredado y legado, el compromiso de los individuos y de las comunidades, asociado a la investigación científica, incorporando objetivos institucionales, locales e internacionales, de los que se espera obtener beneficios económicos y sociales a mediano y largo plazo.

La iglesia de San Francisco de Pampamarca- © Héctor Ascorra 2020

[1] https://www.inshs.cnrs.fr/sites/institut_inshs/files/download-file/lettre_infoINSHS_71.pdf


1 réflexion sur « Hacia la rehabilitación del patrimonio del Valle del Sondondo, una investigación-acción »

  1. Buenos días a quien corresponda, me da nostalgia al ver uno de los patrimonios de mi pueblo querido Pampamarca « Iglesia ». En ella existen numerosas experiencia de fe, anécdotas y dolor sufrimiento en la época del terror. Hoy se visualiza majestuoso y ponente. Gracias a aquellos que replican y proporcionan

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.