La cuestión urbana en la región andina

Miradas sobre la investigación y la formación

NUEVA PUBLICACIÓN

Se trata del esfuerzo conjunto de un colectivo de investigadores andinos y franceses quienes nos presentan un balance original de los estudios urbanos y los grandes desafíos planteados por la ciudad en los últimos 25 años en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.
Editores científicos:
Pascale Metzger, Julien Rebotier, Jérémy Robert, Patricia Urquieta y Pablo Vega Centeno 

Edición de: Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE)

Con el apoyo de: IRD, PNUD, IFEA, CNRS

cuestion-urbana-large

Transformaciones familiares en la Amazonía y los Andes

Reseña de las Tardes de l@s Jóvenes Investigador@s del IFEA 

Presentación de Mathilde Van Drooghenbroeck y Erik Pozo Buleje

En esa tarde del IFEA, dos investigadores presentaron sus resultados de campo e intuiciones de investigación, acerca del tema: “Las transformaciones familiares en la Amazonía y los Andes peruanos”.

La primera presentación estuvo a cargo de  Mathilde Van Drooghenbroeck, candidata al doctorado en ciencias políticas y sociales por la Universidad Católica de Louvain (UCL, Bélgica), así como becaria del Centro de Estudios del Desarrollo (DVLP) y del Centro interdisciplinario de Investigación sobre las Familias y las Sexualidades (CIRFASE).

Mathilde nos presentó una fase intermedia de su tesis doctoral sobre el tema “Las paternalidades y organización social del cuidado infantil en el contexto andino urbano”. Su estudio se enfoca en la ciudad de Ayacucho, provincia de Huamanga, ubicada en la sierra sur del Perú y tiene como objetivo principal analizar cuáles son y cómo se producen las prácticas de paternidad entre padres co-residentes de al menos un hijo de entre 1 y 5 años.

Presentación Mathilde

Presentación Mathilde Van Drooghenbroeck

Mathilde empezó por aclarar el interés empírico de estudiar la ciudad de Ayacucho por el contexto histórico de violencia política, la urbanización acelerada y el crecimiento de la sociedad de consumo, llevando a una mezcla entre cultura andina y cultura globalizada. Definió las “prácticas de paternidad” a partir de la propuesta teórica de Doucet (2006) diferenciando una dimensión material y una dimensión moral del cuidado, e incluyendo el “cuidado masculino” que se refiere a las actividades de juego, paseo y deporte. Con su estudio, Mathilde busca mapear la “organización social del cuidado” partiendo de los padres hasta el sistema social alrededor de los hijos y los distintos regímenes del cuidado (Estado, mercado, sociedad civil y familia).

Para definir sus primeras hipótesis relaciona por un lado, los diferentes grados de participación del padre en el cuidado de sus hijos, desde la ausencia hacia la participación activa y por otro lado el nivel socio-económico de la familia. Continuó con la presentación de su marco metodológico, que consiste en una primera fase cuantitativa a través de encuestas con 525 madres que permitió seleccionar de manera más representativa los padres a entrevistar en la segunda fase cualitativa, en la que se realizaron 37 entrevistas a profundidad. Otros métodos usados fueron los relatos de vida, permitiendo identificar las trayectorias personales de los padres y la retro-alimentación a partir de la restitución de los resultados intermedios.

A partir de esas dos fases de recolección de datos, Mathilde nos presentó sus primeros resultados estructurados según dos ejes centrales: los discursos sobre paternidad por un lado (del discurso del sustento al discurso del cuidado) y las prácticas de cuidado por otro lado (de limitadas a activas). Un primer resultado fue que el nivel socio-económico permite explicar las variaciones en los discursos, los padres con menores ingresos teniendo un discurso más enfocado en el sustento. Un segundo resultado fue que la división sexual del trabajo permite explicar las variaciones en las prácticas, los padres teniendo prácticas más activas cuando las mujeres trabajan. Además, otro resultado fue que el nivel socio-económico define los dispositivos del cuidado, las familias con ingresos altos acuden a cunas particulares.

Sin embargo, Mathilde relativiza sus resultados resaltando las limitaciones de esas categorías sociales para explicar ciertos discursos o prácticas. Resaltó la importancia de los discursos y la existencia de distintas “ideologías del género” que diferencian representaciones globalizadas del cuidado, por ejemplo a través de cunas privadas y representaciones más tradicionales, vinculadas por ejemplo a migrantes rurales. Otro elemento que ha aparecido como transversal a la mayoría de los padres es el “discurso del cariño”, que traduce un cambio generacional con la imagen del “nuevo padre” en un contexto post-conflicto y globalizado.

Debate con el público

  • Como comentarista, el doctor Robin Cavagnoud mencionó la importancia de tomar en cuenta los cambios demográficos de la fecundidad en el país, que se traducen por un menor número de hijos por familia (desde hace 10 o 15 años, este número ha bajado de 4.5 a 3.4 hijos por mujer en la sierra) y su vínculo con las prácticas de paternidad. Confirma el interés de realizar un análisis multifactorial (social, cultural, político, nivel escolar, composición de la familia…) para entender este fenómeno;
  • También hizo la pregunta acerca del caso específico de los padres adolescentes y de primeros hijos no planificados;
  • Comentó como el estudio de Mathilde demuestra una transición de un lado patriarcal hacia un lado democrático, con una nueva división de roles y toma de decisión;
  • Finalmente, comentó sobre el interés de aplicar el método de la bibliografía intergeneracional para entender las trayectorias de vida de los padres, y la posibilidad de entrevistar a las madres para contrastar los discursos de los padres;
  • Otra participante hizo un comentario sobre la necesidad de definir con precisión el concepto de globalización, para entender su influencia en las practicas del cuidado, a lo cual Mathilde explica por ejemplo que la ideología más globalizada entra por las cunas privadas y una cierta imagen del niño como autónomo. La misma participante propone diversificar la tipología de los discursos incluyendo el discurso del cariño y las representaciones de género.

La segunda presentación fue realizada por Erik Pozo Buleje, docente de la PUCP  y candidato al doctorado en Etnología y Antropología, en co-tutela con la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y l’École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS),

Erik nos presentó parte de sus resultados de investigación sobre el tema “Eclipse de la prescripción: las transformaciones de las relaciones de la alianza matrimonial y el surgimiento de una nueva morfología social entre los awajún de la Amazonia peruana”. Su estudio se enfoca en la comunidad Supayaku, de la etnia awajún de familia lingüística jíbara, en la Amazonia del Norte del Perú, más precisamente en la provincia de San Ignacio del departamento de Cajamarca. Erik Pozo se interesa en particular en este pueblo Amazónico dado que los sistemas de parentesco en esta región son complejos, y constan de una terminología muy rica, que muestra bien que toda relación de parentesco es una construcción social y no deriva simplemente de la biología.

Para empezar, Erik Pozo explicó que el padrón de asentamiento tradicional awajún, desde el punto de vista demográfico, no se desarrolla en un solo lugar, sino que se compone de unidades domésticas dispersas en las riberas de los ríos, que tienen entre sí relaciones fuertes de parentesco y que suelen reunirse a ciertas horas del día. Erik subrayó dos dinámicas en este padrón de asentamiento: la creación de un nexus endogámico, o unidad territorial y política en la cual se realizan el conjunto de alianzas y donde los lazos de parentesco se reproducen, y el principio de residencia uxorilocal (los jóvenes esposos se van a vivir al pueblo de los padres de la mujer). El enfoque de Erik busca relacionar el padrón de asentamiento, la emergencia de un territorio, con el sistema de parentesco.

“Comunidad Nativa” awajún - Erik Pozo

“Comunidad Nativa” awajún – Erik Pozo

Luego de definir las características principales del padrón de asentamiento awajún, Erik Pozo nos introdujo a la terminología awajún de parentescos. Nos reveló que para los awajún, existen diferencias muy importantes entre los parientes consanguíneos y los parientes por matrimonio: todo el universo awajún y su estructura familiar se organizan en referencia a esta distinción.

Así, Erik nos explicó, a través de la terminología utilizada por los awajún, las relaciones de alianza matrimonial que existen entre parientes. Los awajún usan la misma terminología para referirse a su madre o a la hermana de ella y de igual manera se refieren a su padre y al hermano de él. Los hijos de aquellos tíos son primos hermanos. En cambio los primos cruzados, es decir los hijos del hermano de su madre o de la hermana de su padre, se designan como esposos potenciales, o cuñados. Por ejemplo: el hijo de un matrimonio tiene por antsug (esposa potencial o real) a la hija de su tío materno al que llama diich (suegro potencial o real). el poder prescriptivo de estas designaciones, es decir el tener que casarse efectivamente con su antsug o prima cruzada para un individuo, poco a poco ha desaparecido, como lo refleja muy claramente el dicho awajún : “El awajún moderno no se casa con su prima”.

A partir de esa constatación, el propósito de Erik, citando a Claude Levi-Strauss en Les structures élémentaires de la parenté (2015: 90), es averiguar cómo los individuos viven el cambio de las estructuras parentales, dado que es un tema de investigación muy poco estudiado y menos aún en ese contexto.

Erik Pozo se inscribe en la línea de los estudios etnográficos llevados a cabo en los años 1960 y publicados en los años 1980, en particular el trabajo de Michael Brown (1984), que presenta el cuadro de términos de parentesco awajún a partir del estudio de 65 matrimonios (donde consta que un 70 % se han casado con su antsug), y de manera más reciente, un estudio realizado por Jaime Regan e Isaac Paz Suikai, publicado en 2008, analizando una muestra de 12 matrimonios de 10 hermanos, que revela que el sistema de parentesco tradicional sigue funcionando.

Erik Pozo concentra su análisis en el sistema de parentesco de la comunidad Supayaku, lo cual lo llevó a hacer un análisis de las evoluciones espaciales del padrón de asentamiento de la comunidad, enriqueciendo el aporte de sus predecesores con una dimensión territorial y geográfica. Mostrándonos un mapa de la comunidad nativa matriz Supayaku, Erik nos reveló el desplazamiento del centro de la comunidad en los últimos 50 años. Siempre se ubica en las riberas del río, pero poco a poco, se han ido reconociendo como comunidades anexas otros pequeños centros poblados. Su reconocimiento ha constituido un hito importante ya que se instalaron por iniciativa del gobierno escuelas, y puestos de salud.

Otra evolución observada por Erik es la de las casas awajún, que antes eran más grandes, y que ahora son llamadas “chozas modernas”, y compuestas de dos pisos. Cuando antes los espacios estaban repartidos según una visión cosmogónica awajún, ahora Erik las califica de espacios “mestizos”, dado que la reconfiguración del espacio favorece un espacio de socialización en la parte delantera de la casa, y un balcón para ver a los jóvenes jugar fútbol.

imagen2

La “comunidad nativa” matriz- Erik Pozo

Pero no es lo único que ha evolucionado en las últimas décadas: Erik nos explicó que las alianzas matrimoniales se han vuelto cada vez más complejas, dado que la fuerza prescriptiva del antsug ya no es tan operativa como antes en las uniones. Muchas veces se dan matrimonios oblicuos, es decir que uno se casa con los hijos de su antsug, y el hombre, que tiene la posibilidad de ser polígamo, puede tener dos esposas que son hermanas, y/o recuperar la esposa de su hermano fallecido.

Por otro lado, la aparición de escuelas y de colegios abre una transición, un lapso de tiempo en el cual los niños no se casan. Se crea así una brecha que se llama “juventud”, en la cual el peso de antsug es menos fuerte, y menos prescriptivo. Los jóvenes conocen a otros jóvenes fuera de su círculo de parentesco, y emergen relaciones de noviazgo. El joven puede llamar al padre de su novia diich a modo humorístico.

Desde luego, Erik Pozo se preguntó si emerge una nueva morfología social. Nos explicó que el padrón de asentamiento ha desaparecido, dado que la uxorilocalidad por ejemplo ya no es obligatoria, para dar lugar al concepto de comunidad nativa y de sus comunidades anexas (“Nuevo Cuchín” es la comunidad anexa de Cuchín, por ejemplo). Se observa una fuerte movilidad, con la creación de anexos compuestos de más o menos 15 personas, que son generalmente una familia, o varias familias emparentadas.

Erik Pozo observa que el nombre de los territorios, de esas comunidades anexas, se convierte en epónimos de las personas que viven en ellos. Ese nombre se transmite a los hijos que nacen en ese territorio, y lo guardan inclusive si se van a vivir a otra localidad. Cada vez más, la pertenencia a un territorio define la identidad de los individuos.

Charla con el público:

  • Robin Cavagnoud mencionó el conjunto masivo de datos brutos que han sido trabajados por Erik, y que todavía quedan por analizar, y preguntó sobre las orientaciones sexuales como motivación para el desplazamiento hacia otras localidades. Erik observó que existen muchos homosexuales awajún, pero se encuentran principalmente en el departamento de Amazonas, y menos entre los Supayaku de San Ignacio. Erik subrayó que los roles tradicionales de hombre y mujer no se apoyan en el sexo de los individuos, sino más bien en el género, pero que se rechazan a los individuos que oscilan entre ambos géneros, masculino y femenino.
  • Se preguntó sobre la posibilidad que se transformen completamente la organización y la estructura del parentesco a través de la difusión de la escolarización. Erik mencionó las múltiples variables que contribuyen a los cambios observados:
  • La escolarización;
  • La Iglesia y evangelización, que han contribuido a la nucleación; en todos los anexos existe una iglesia;
  • La transmisión por herencia de las tierras implica que una comunidad nativa no debe de perder a sus anexos.
  • Estos elementos van transformando e influenciando a las comunidades, pero desde el punto de vista de su cosmología, ellos continúan a subrayar la alteridad para formar su identidad. En una lógica de depredación, ellos agarran esos elementos exteriores, los integran, y los articulan con lo que existía antes.
  • Se preguntó acerca de las concesiones mineras que existen en la provincia de San Ignacio. Erik contestó que la presencia de concesiones mineras ha contribuido al distanciamiento de las comunidades Supayaku y los Naranjos, que ambas forman parte de la etnia awajún: los Naranjos están a favor de las minas, pero los Supayaku no lo están. Esta oposición ha reforzado la pertenencia nominal de las personas a su territorio.
  • ¿Por qué existen dos comunidades distintas? Erik mencionó que las dos comunidades pertenecen a dos distritos diferentes desde el punto de vista jurídico, pero que también existe el relato de un éxodo de dos hermanos, venidos de Amazonas, un guerrero y un chamán, y que por buscar recursos y alimentos, el guerrero fue explorando, ocultando al otro la existencia de tierras difíciles de acceso. Al descubrirlo el otro hermano, se pelearon y se dividieron las tierras.

Erik Pozo ha recolectado un amplio conjunto de datos y se ha integrado profundamente a esta comunidad, para analizar el periodo de transición de esta sociedad awajún, que poco a poco hace caer la prescripción del antsug, para integrarse a la emergencia de una nueva morfología social. Erik analiza cómo perciben en el tiempo este cambio importante del sistema de parentesco los individuos. Además, la investigación muestra una notable originalidad al relacionar, en un periodo de 50 años, la estructura de parentesco awajún con el padrón de asentamiento de la comunidad en el espacio, la creación y la reconfiguración del territorio de esa comunidad, volviéndose una reflexión no solamente desde el punto de vista de la antropología, sino también un análisis propiamente geográfico. Muestra una íntima relación entre territorio e identidad, padrón de asentamiento y relaciones de parentesco.

A modo de conclusión

La reseña cruzada de las dos presentaciones acerca de las transformaciones familiares en la Amazonia y los Andes permite sacar algunas conclusiones generales acerca del tema:

  • Importancia de los factores sistémicos o externos para explicar las transformaciones familiares: globalización, territorialización, violencia política del Estado;
  • Importancia del factor espacial: urbano/rural, andino/amazónico, cambios territoriales;
  • Importancia de las representaciones de género y sus evoluciones a lo largo de las generaciones: el padre, el suegro.

Bibliografía – Presentación de Mathilde

-Doucet, A. (2006). Do men mother?: Fathering, care, and domestic responsibility: University of Toronto Press.

-Faur, E. (2011). A Widening Gap? The Political and Social Organization of Childcare in Argentina. Development and Change, 42(4), 967-994.

-Freyre Valladolid, M., & Edgardo, L. M. (2011). Brechas de Género en el Uso del Tiempo. Lima: MIMDES.

-Fuller, N. (2000a). Paternidades en América Latina. Lima: Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

-Ortiz Rescaniere, A. (1993). La pareja y el mito. Estudio sobre las concepciones de la persona y de la pareja en los Andes. Lima, Pontificia Universidad Católica del Perú

Bibliografía- Presentación Erik

Brown, Michael F. 1984. Una Paz Incierta: Comunidades Aguarunas Frente Al Impacto de La Carretera Marginal. Lima: Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica.

Dreyfus, Simone. 1993. “Systèmes Dravidiens À Filiation Cognatique En Amazonie.” L’Homme 33(126):121–40.

Silva, Marcio. 2004. “Parentesco E Organização Social Na Amazônia: Um Rápido Esboço.” Anuario de Estudios Americanos 61(2):649–79.

Surrallés, Alexandre. 2000. “La Passion Génératrice. Prédation, Échange et Redoublement de Mariage Candoshi.” L’Homme 154-155(Question de parenté):123–44.

Viveiros de Castro, Eduardo and Carlos Fausto. 1993. “La Puissance et L’acte. La Parenté Dans Les Basses Terres d’Amérique Du Sud.” L’Homme. 126- 128 (La remontée de l’Amazone):141–70.

Reseña redactada por Nina Montes de Oca y Emilie Dupuits

El IFEA inicia convocatoria de becas 2017

Destinadas a beneficiar a estudiantes e investigadores en ciencias humanas, sociales y ciencias de la vida, las becas del Instituto Francés de Estudios Andinos, han contribuido al desarrollo de la investigación en la región andina desde su puesta en marcha en el año 1998.

Con la finalidad de alcanzar a investigadores de orígenes y disciplinas diversas el IFEA propone este año tres tipos de becas:

  • Las becas andinas dirigidas a investigadores pertenecientes a los países en los que el IFEA desarrolla sus actividades: Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. Se proponen dos tipos: el primero dirigido a investigadores confirmados (pertenecientes a una institución o que ejerzan la docencia) y el segundo para jóvenes investigadores (en último año de maestría o doctorado).
  • Las becas Aides à la mobilité, con el fin de facilitar el desplazamiento para el trabajo de campo hacia la región andina de estudiantes franceses y/o europeos (a condición de que sean francófonos e inscritos en una universidad francesa)
  • La beca Carlos Brignardello, destinada a contribuir en la formación de jóvenes arqueólogos peruanos, franceses y/o europeos (a condición de que sean francófonos e inscritos en una universidad francesa). Esta beca nace para rendirle homenaje y con la voluntad de perpetuar la memoria y las investigaciones de Carlos Brignardello benefactor del IFEA y apasionado de la Arqueología.

La convocatoria completa, los formularios para la postulación pueden consultarse en la página web del IFEA:  www.ifea.org.pe/convocatoriasbecas1

becas2

 

 

Coloquio Internacional: Patrimonios Alimentarios en América latina

Recursos locales, actores y globalización

27 y 28 de Octubre de 2016 – Quito, Ecuador

INGRESO LIBRE

afiche-paal-2016

Objetivo académico: 
Este coloquio internacional busca reunir investigadores de diferentes disciplinas (antropología, sociología, geografía, ciencias políticas, economía, historia) para desarrollar una reflexión sobre el tema “Patrimonios alimentarios en América latina: recursos locales, actores y globalización”. Se propone analizar tanto los efectos de las políticas públicas como los de las movilizaciones de la sociedad civil para el reconocimiento y la promoción de saberes locales en el contexto de la globalización, caracterizada por un movimiento acelerado de intercambios de ideas y mercancías, que han provocado por una parte la homogenización de las prácticas culturales y, por otra, la visibilización y el fortalecimiento de las habilidades locales.
Se justifica la organización de este coloquio por la necesidad de entender, desde una perspectiva comparativa a nivel regional, como el patrimonio alimentario se convirtió recientemente en un proyecto social y económico en varios países, mientras que las definiciones del “patrimonio alimentario” y del “patrimonio gastronómico” siguen muy imprecisas y muy diversas en función de los actores que las utilizan, y aún más cuando las emplean en el debate más amplio de la “soberanía alimentaria”. Por eso, un análisis pluridisciplinario permitirá apreciar mejor las herramientas actualmente utilizadas para construir los patrimonios alimentarios en América latina y entender las lógicas de los diferentes agentes sociales involucrados en los procesos de patrimonialización. A continuación del coloquio, organizado en Quito, las comunicaciones más relevantes serán reunidas y publicadas.

Para intentar responder a estas preguntas, no exhaustivas, el coloquio se organiza alrededor de tres ejes temáticos:
1. Patrimonios alimentarios y soberanía alimentaria: cuando la valorización de recursos y de saberes se vuelve una política social.
2. Patrimonios alimentarios y desarrollo territorial: cuando la valorización de recursos y de saberes se vuelve una estrategia económica a nivel local.
3. Patrimonios alimentarios latinoamericanos en la era de la globalización: difusiones, mutaciones y reinvenciones.

Comité de Organización:

  • Anne-Gaël BILHAUT, Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA) /Universidad Regional Amazónica (IKIAM)/ Centro EREA (UMR 7186) /UMR 208 PaLoc
  • Francisco ENRIQUEZ, FLACSO-Ecuador
  • Esther KATZ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
  • Myriam PAREDES, FLACSO-Ecuador
  • Nasser REBAÏ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo en el Ecuador (IRD-Ecuador)
  • Charles-Édouard de SUREMAIN, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-DF México)/Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)

Comité Científico:

  • Sarah BAK-GELLER CORONA, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
  • Anne-Gaël BILHAUT, Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA) /Universidad Regional Amazónica (IKIAM)/ Centro EREA (UMR 7186) /UMR 208 PaLoc
  • Esther KATZ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
  • Raul MATTA, Universidad de Göttingen/UMR 208 PaLoc
  • Myriam PAREDES, FLACSO-Ecuador
  • Nasser REBAÏ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo en el Ecuador (IRD-Ecuador)
  • Charles-Édouard de SUREMAIN, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-DF México)/Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
  • Ivette VALLEJO, FLACSO-Ecuador
  • Francisco VALDEZ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
  • María Gabriela ZURITA, Universidad Regional Amazónica (IKIAM)/UMR 208 PaLoc

Descargar programa: Patrimonios Alimentarios 2016

 

El estudio arqueológico de las identidades y de los territorios prehispánicos

Reseña de las tardes de l@s jóvenes investigadores IFEA

Estudio de caso en la sierra y la costa

Presentación de Alicia Espinoza y Romuald Housse

Este viernes 29 de abril, Alicia Espinoza, doctoranda en arqueología de la Universidad Paris 1, presentó sus investigaciones acerca de los Virú-Gallinazo, un pueblo anterior y contemporáneo a los Mochicas, que floreció en la costa norte entre 200 a. C. y 650 d. C.

El debate lanzado por Millaire y Morlion (2009) cuestiona de forma profunda el fenómeno Virú-Gallinazo, estudiado por el famoso proyecto Virú de los años 40. Al inicio, se definió dos estilos que corresponden al Virú-Gallinazo: el Castillo Decorado y el Negativo. Luego, el descubrimiento de tiestos del Castillo Decorado en numerosos sitios de la costa norte parecía apuntar hacia la presencia de una población Virú-Gallinazo extensamente distribuida, aparentemente dominada por los Mochicas. Sin embargo Millaire sostiene que el estilo Castillo Decorado no es un criterio suficiente para definir una ocupación Virú-Gallinazo y que se trataría más bien de una larga tradición doméstica compartida por los Mochicas y los Virú-Gallinazo.

Tomando en cuenta esta hipótesis, Alicia se dedicó, desde su Master 2, a develar la “ilusión” Virú-Gallinazo, estudiando en un primer tiempo la distribución espacial del Castillo Decorado, del Negativo y de un tercer estilo aparentemente relacionado con los Virú-Gallinazo, el White-Red-Orange. Asimismo, cuenta con un total 476 sitios – repartidos entre los valles de Huarmey y Piura – donde se encontró por lo menos uno de los tres estilos. Alicia resalta la co-ocurrencia del Castillo Decorado con el Negativo en los valles de Piura y Virú pero subraya también la presencia del Castillo Decorado en todos los valles. Los resultados muestran que los Mochicas y los Virú-Gallinazo comparten una organización espacial muy similar. Alicia indica también que el estilo Castillo Decorado podría corresponder a un subestrato cultural que da luego lugar a dos sistemas ideológicos distintos (reflejados por los estilos Mochica y Negativo) y que no se trata de un simple estilo doméstico.

Crédits Alicia Espinoza

Emilio Anton, alfarero de Chulucanas – La Encantada, mostrando las huellas del paleteado. © A. Espinoza 

De hecho, Alicia resalta la variedad de los contextos, domésticos, funerarios, ceremoniales y el desequilibrio de los datos disponibles entre los valles, debido al avance de la investigación más o menos desarrollada, lo que no facilita tal análisis espacial. Consciente de esa distorsión, la joven arqueóloga subraya la necesidad de conocer más contextos domésticos. Pero para entender la estructura de los Virú-Gallinazo en los valles de la costa norte, se puede emplear otros métodos analíticos, como él que Valentine Roux desarrolló en base a la tecnología cerámica. Según esa investigadora, la cadena operatoria es una herencia firme, que se perpetúa por mucho tiempo en un mismo grupo humano, a diferencia de las formas y decoraciones que cambian rápidamente con el paso del tiempo. El análisis macroscópico, microscópico de los tiestos y de las pastas permite entonces determinar los gestos técnicos y asimismo definir grupos que comparten una misma tecnología cerámica.

A través de este análisis aplicado al material de los estilos Castillo Decorado, Negativo y White-Red-Orange, Alicia espera identificar la identidad de los Virú-Gallinazo.

Comentarios y preguntas

Las preguntas que surgieron luego de la presentación tocaban puntos muy diversos, como la ponderación de la cantidad de sitios en función de las investigaciones y de la cronología para cada valle. Alicia explicó que siempre tomaba en cuenta estos aspectos pero que no los integró de forma estadística a su análisis espacial.

En cuanto a los restos óseos asociados al material cerámico, se podría estudiar para determinar grupos humanos, pero tal tarea debe ser realizada por un especialista. Alicia mostró su voluntad de hacer excavaciones a fin de obtener más material y contextos estratigráficos en el valle de Virú.

Gerónimo López, alfarero de Simbila, alisando borde de la ceramica

Gerónimo López, alfarero de Simbila, alisando borde de la ceramica. © A. Espinoza 

Otras preguntas se centraban más en la cerámica, en particular en la descripción de los estilos Castillo Decorado y Negativo. Alicia explicó que el Castillo Decorado corresponde a cantaros con una decoración tipo cara-gollete. En cambio, el Negativo se caracteriza por una decoración hecha con barbotina (mezcla de agua y arcilla) que permite conservar el color rojo anaranjado de la pasta mientras que las partes no protegidas se vuelven grises con el humo, durante la cocción.

Finalmente, Alicia dio explicaciones adicionales acerca del método analítico de Valentine Roux que desarrolló en base a los estudios de varios doctorandos quienes trabajaban alrededor del mundo. Asimismo, se pudo definir diferencias tecnológicas en el caso del fenómeno Campaniforme que se extendía por buena parte de Europa, durante el tercer milenio antes de nuestra era.

A continuación, El joven arqueólogo Romuald Housse presentó los avances de su tesis de doctorado bajo el título: “Defender su territorio en los Andes Prehispánicos – Una investigación arqueológica de los sistemas de fortificaciones durante el Intermedio Tardío en los Andes centro-sur”. Su investigación ha sido posible gracias a la tutela de la Universidad Paris 1 Panthéon Sorbonne, el IFEA, el Museo de Quai Branly, el proyecto Altos Arica y el laboratorio ArchAM (UMR 8096 Arqueología de las Américas)

Su presentación se estructuró en cinco grandes apartados: el contexto geográfico y arqueológico, la problemática planteada en su tesis, los antecedentes a su investigación, su metodología, finalizando con los resultados obtenidos. A continuación se detallan dichas secciones.

Contexto geográfico y arqueológico

Plano preliminar del pucara de Paxchamarca en la quebrada de Sitajara.© R. Housse

La investigación se ha centrado en las zonas centro-sur de los Andes, que se caracterizan por la diversidad de regiones geográficas (desde el elevado lago Titicaca, pasando por el altiplano, las altas montañas, la pre-cordillera y finalmente la costa del Pacífico). La diversidad de paisajes es evidente. La cronología de los Andes centrales empieza con los cazadores-recolectores (9 mil años a. C.) y termina en el siglo XVI con la llegada de los españoles. No obstante, el periodo de enfoque en este trabajo es el Intermedio Tardío (1000-1450 d. C.), conocido por sus pequeños señoríos localizados en los cerros, la construcción de pucarás contrastada con la ausencia de arquitectura pública o ceremonial, y la casi total inexistencia de jerarquía. Lo primera interrogante  es la definición de la palabra “pucará. Descrita como fortaleza o muro en diccionarios y crónicas del siglo XVI y XVII, el fenómeno pucará es claramente andino y ha sido ligado a la llamada “edad de los guerreros”, por lo tanto tiene connotaciones militares. Analizando las crónicas en detalle, más de la mitad de los casos presenta esa connotación militar, aunque en casi un 40% de las menciones tiene otro significado.

Problemática

El periodo bajo estudio, el Intermedio Tardío, está caracterizado tradicionalmente por la división política y la construcción de fortalezas pucará, que se piensa se debe a un aumento de la violencia en las sociedades andinas de la época. Esto se ve reflejado en la visión negativa que tenían los incas y españoles de dicho momento histórico. Pero en realidad la verticalidad andina existía y ha sido demostrada, ya que relaciones entre las tierras altas y la costa ocurrían regularmente. Entonces la pregunta principal planteada en la investigación del candidato a doctor Housse es la siguiente: ¿Cuáles fueron las relaciones entre las diferentes poblaciones dentro de una región multicultural durante una época reputada por su violenta y conflictividad?”.

Antecedentes a la Investigación

Con el fin de encontrar respuestas a dicha problemática sobre la violencia existente en el Intermedio Tardío, los arqueólogos tienen dos maneras de actuar: estudiar los indicios directos (i.e. armas, restos humanos con traumatismos, campos de batalla o/y destrucciones intencionales) y/o indirectos (i.e. el análisis del territorio). Antes de empezar cualquier trabajo activo por parte del investigador, se puede observar que el número de asentamientos defensivos aumenta durante el Intermedio Tardío, aunque la cantidad de traumas esqueléticos es escasa.

Metodología

La metodología empleada en este trabajo se basa en prospectar y excavar con un análisis informático complementario. La prospección y excavación se centró en Tacna, en la parte sur del Perú. Los criterios de selección de los asentamientos defensivos se basó en la existencia de fortificaciones construidas con el fin de limitar el acceso a las mismas y en su posición defensiva, estratégica y defendible.

Una vez definido lo que debe poseer un asentamiento defensivo, se seleccionaron 4 sitios donde se realizaron en cada uno de ellos 3 sondeos exploratorios de 2x1m. Las excavaciones se centraron en lo establecido como estructuras residenciales y defensivas con el fin de entender la ocupación, verificar el papel defensivo de la estructura y buscar posibles evidencias de conflicto.

Para tener una visión más amplia y exhaustiva del asunto, un análisis informático fue llevado a cabo con ortofotos, modelos 3D además de modelos de elevación digital. Todo esto con el fin de entender los asentamientos fortificados y ponerlos en relación con lo que les rodea. De esta manera se intentó entender la posición estratégica del sitio con respecto a sus defensas naturales, todo ello calculando las pendientes. También fue posible observar las conexiones del pucará con los sitios vecinos y el campo visual de su emplazamiento. Finalmente, el papel micro-regional del pucará fue establecido gracias al estudio del grado de accesibilidad al sitio.

Resultados

Las excavaciones demostraron que existe una arquitectura defensiva en los 4 asentamientos excavados, la cual fue previamente planificada. No obstante no se encontraron evidencias directas y claras de conflicto o violencia. Los análisis informáticos permitieron ver redes de alianza y como un territorio se encuentra controlado por una comunidad o un grupo de comunidades. Al mismo tiempo los intereses de las poblaciones prehispánicas pudieron ser abordados. Con los distintos métodos utilizados se ha podido identificar 4 diferentes funciones asociadas a los pucarás: doméstico, puesto avanzado, refugio o fortaleza. Dependiendo del acceso, del campo visual, del tamaño y del tipo de construcción que presentan son colocados en una categoría u otra. Por lo tanto, debido por ejemplo a los restos de coprolitos de llama encontrados en algunos de los pucarás, se piensa que estas estructuras no son militares sino estructuras domésticas. Lo mismo pasa debido a la poca altura de los muros o el fácil acceso a algunas de las estructuras. Parece entonces que la tradicional visión de pucarás con función militar puede tener en algunos casos algo de validez pero está lejos de ser la adecuada para todos estos tipos de construcciones que invaden los Andes en el Intermedio Tardío.

La falta de evidencias directas como óseos humanos con traumatismos esqueléticos o/y armas dificultan la identificación de sociedades violentas. La ausencia de huesos no significa directamente la ausencia de violencia ya que se pueden no haberse conservado. Por lo tanto afirmar una u otra cosa sería arriesgado.

Conclusiones

Romuald Housse concluyó su presentación con tres puntos: que existen distintas respuestas a los conflictos o tensiones según la zona geográfica en cuestión, que el Intermedio Tardío está caracterizado por movimientos e intercambios en zonas de cohabitación, las cuales presentan un mismo patrón y normas preestablecidas, y finalmente que los pucarás pueden ser distintos en configuración y funciones.

Reseña redactada por: Camille Clément y Tatiana Vlémincq Mendieta

Paisaje sociocultural, arquitectura y urbanismo en la cultura Chimú

Del valle de Chicama a Chan Chan (costa norte del Perú, Intermedio Tardío 900-1470 d.C) 

Reseña de las Tardes de l@s Jóvenes Investigador@s del IFEA 

El 24 de junio, el doctor Camille Clément nos presentó sus tesis de doctorado y los avances de su nuevo proyecto de investigación. Camille Clément es doctor en arqueología por la Universidad de Paris 1 Panthéon-Sorbonne. Su tesis ha sido auspiciada por el laboratorio ArchAm, el IFEA y el Institut des Amériques. Desarrolla ahora su nuevo proyecto de investigación en el LabEx DynamiTe.

 Resultados de la tesis de doctorado

Camille Clément empezó por la trayectoria de su tesis de doctorado sobre la cultura Chimú, cultura que se desarrolló en la costa norte del Perú de los años 1000 hasta 1470, fecha a partir de la cual inicia el periodo Chimú-Inca y posteriormente el período colonial. Esta cultura, famosa por su cerámica y el sitio arqueológico de Chan Chan, también se apoyó sobre una red jerarquizada de centros administrativos en una zona muy extendida para el control de los recursos agrícolas e hídricos.

1-canal-de-ascope

El canal de Ascope, una de las antiguas construcciones chimú, fotografía Camille Clément

Los arqueólogos e historiadores a menudo intentaron explicar el proceso de imposición política  de Chan Chan a esta red de centros administrativos. Camille Clément decidió al contrario explicar cómo se relacionaban las elites locales con el poder centralizado de Chan Chan, especialmente en el valle de Chicama, para el cual faltaba un estudio general. Además de recopilar los numerosos estudios puntuales sobre la región (Chauchat et al. 1998), se propuso llevar a cabo en las partes bajas, medias y altas del valle el levantamiento de sitios, relacionándolo con el análisis de cerámicas y de arquitectura chimú. El uso de Google Earth y el recorrido a piele permitieron descubrir otros sitios que no habían sido considerados (Clément 2015).

El análisis de los datos recopilados llevó a Camille Clément a clasificar los sitios, desde un número alto de pequeños sitios residenciales hasta algunos sitios de tamaño más amplio, con fines ceremoniales y/o administrativos, establecidos por la élite local o el poder central de Chan Chan. Esta clasificación le permitió destacar que esos sitios de gran importancia se ubicaban en los puntos estratégicos de afluencia al río Chicama, donde el caudal es el máximo, es decir puntos agudos del control del recurso hídrico.

2-repartición-territorial

Repartición territorial de las comunidades chimú en el Valle de Chicama según Camille Clément

A estos datos arqueológicos Camille Clément agregó datos históricos basados en la lectura de archivos e historiadores de la época colonial (Netherly 1984). Los pleitos judiciales para el uso y la propiedad de los antiguos canales en particular le permitieron establecer un mapa de la repartición de las comunidades Chimú en la época colonial (ver mapa). Así se pudo distinguir que casi cada comunidad cuenta con un sitio de mayor importancia.

Camille Clément concluyó de su estudio que:

  • varios sitios del valle de Chicama parecían bastante independientes de los centros de poder Chimú;
  • el movimiento migratorio en el valle partió de la costa y se extendió hacia el valle alto en relación con el control del agua;
  • las necesidades de Chan Chan para alimentar a su numerosa población hacía del valle del Chicama una zona de suma importancia para la cultura Chimú;
  • finalmente, concluyó que más que una imposición del poder desde Chan Chan, la organización del valle del Chicama mostraba que las relaciones entre las élites locales y las autoridades centrales de Chan Chan se basaban en las alianzas.

 Proyecto de post-doctorado: el urbanismo de Chan Chan

A continuación de la tesis, Camille Clément continúa sus investigaciones sobre la cultura Chimú en el marco del LabEx DynamiTe. Se enfoca esta vez en los sitios de Chan Chan. En esta zona, los palacios han sido bien estudiados, en particular el proceso de trasformación del palacio en sitio funerario con la muerte del dirigente vigente y la construcción de un nuevo palacio. Sin embargo, los otros barrios periféricos y las poblaciones de artesanos han sido menos estudiados, y Camille Clément propone para entender sus vínculos con los palacios aplicar una metodología comparativa original.

3- estudio- comparativo

Los sitios arqueológicos que permiten a Camille clément un estudio comparativo

Gracias a los numerosos estudios urbanos sobre las antiguas ciudades del Medio Oriente (Margueron 2004), de  Mesopotamia y del Levante, Camille Clément puede aplicar una ficha de lectura, una serie de preguntas a los sitios de Chan Chan. Puede así detectar la presencia sistemática de un vestíbulo en las casas de Chan Chan, e interrogarse sobre la función de los espacios vacíos. Su proyecto planea seguir este análisis comparativo así como integrar el estudio de un barrio periférico y usar la estratigrafía y el estudio de las cerámicas.

 Charla con el público

La discusión que siguió se enfocó principalmente en dos puntos: el recurso hídrico en la cultura chimú y las fuentes del estudio de Camille Clément.

Sobre el agua, el público preguntó si los ríos marcaban las fronteras entre las diferentes comunidades, si se trataba el agua usada, y si Camille Clément usaría los conceptos de geografía urbana contemporánea a su trabajo. El ponente contestó que los estudios geográficos le aportaban mucho y agregó que Chan Chan era una ciudad muy limpia en comparación de otros sitios antiguos, lo que no facilitaba el encuentro de material arqueológico.

La discusión sobre las fuentes subrayó la dificultad – aunque no redhibitoria – de usar fuentes del periodo colonial para establecer conclusiones sobre el periodo precolombino, así como la de fechar exactamente construcciones como canales que siguen visibles hoy en día. Camille Clément presentó una forma pertinente de establecer la edad de esos sitios con el estudio del entorno. El público también se preguntó sobre la dificultad de estudiar el sitio de Chan Chan que ha sido renovado y por lo tanto impide nuevas investigaciones. Camille Clément contestó que no era un obstáculo para su trabajo ya que él se enfocaba en zonas no renovadas y que las últimas renovaciones habían sido más adecuadas a las investigaciones arqueológicas.

camille-clement

Présentation de Camille Clement

Finalmente, la discusión abarcó los potenciales vínculos entre la costa y la selva en épocas remotas. Camille Clément precisó que si bien existía en la iconografía costeña rasgos de culturas selváticas, como la presencia de plumas de adorno o el motivo del mono, la mayoría de los símbolos chimú tenían que ver con el mar. Concluyó que existían conexiones económicas pero que si un movimiento migratorio de la selva a la costa habría sido una realidad, era mucho antes de la cultura Chimú y no había sido masivo.

Bibliografía:

Chauchat, Claude, Gálvez Mora, César A., Briceño Rosario, Jesús & Uceda Castillo, Santiago 1998 – Sitios arqueológicos de la zona de Cupisnique y margen derecha del valle de Chicama, Trujillo, Lima: Instituto Nacional de Cultura La Libertad – Institut Français d’Etudes Andines, 169 p.

Clément, Camille 2015 – Paysage socioculturel et architecture dans la culture chimú. BAR International Series, Paris Monographs in American Archaeology 37 (Serie Editor Eric Taladoire), Oxford: Archaeopress, 381 p.

Margueron, Jean-Claude 2004 – Mari, métropole de l’Euphrate au IIIe et au début du IIe millénaire av. J.-C., Paris: Picard ERC, 575 p.

Netherly, Patricia J. 1984 – The Management of Late Andean Irrigation Systems on the North Coast of Peru, American Antiquity 49 (2): 227-254.

Reseña redactada por: François Bignon (IdA)

La relación en el mundo andino y en el quechua

Reseña de las Tardes de l@s Jóvenes Investigador@s del IFEA del 30 de marzo de 2016 

Camille Riverti es especialista en antropología lingüística. Actualmente es candidata al grado de doctora en Antropología en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS) y becaria del IFEA. Realiza su trabajo de campo en el centro poblado de Pitin Pata de la comunidad campesina y pastoril de San Juan de Dios en el departamento de Huancavelica en Perú. Bajo las direcciones del especialista en quechua César Itier y del antropólogo Emmanuel Désveaux, Camille Riverti enfoca su estudio sobre las relaciones con el “otro” y se interroga sobre la posibilidad de una lectura política del mito. Para ello – tras un aprendizaje del quechua de cuatro años – parte del uso de la lengua tanto a nivel del estudio de la gramática como del “être-au-monde” que implica su manejo. Cuestiona, a su vez, la coherencia entre un sistema cultural y un sistema lingüístico.

Los resultados presentados en esta ponencia fueron recientemente recolectados durante un trabajo de campo de cinco meses. A partir de una etnografía densa y detallada, la antropóloga analizó las relaciones mantenidas con distintas expresiones de la alteridad, ya sean con entidades sobrenaturales o con “lo ajeno”. Analizó las influencias reciprocas entre el hablar y las prácticas culturales, cuestiones que le permitieron a la investigadora plantear una reflexión crítica sobre el paradigma de la reciprocidad en los Andes y traer a colación la cuestión de la predación  – propio de la ontología en la Amazonía – al mundo andino. Este análisis, indicó Camille Riverti, se inspira en el trabajo de la antropóloga Laurence Charlier, quien desarrolló una crítica sobre uno de los conceptos principales de la antropología del mundo andino, es decir: la reciprocidad.

Con ese marco de referencia Camille Riverti organizó su presentación en tres partes interrelacionadas:

  • La representación que se hace desde la comunidad sobre el citadino a partir del atuendo (la
    camille-exposicion

    Presentación de Camille Riverti

    ropa)

  • La relación con los seres sobrenaturales a través de la figura del “gringo”
  • La relación con el “otro” que habla distinto, que no habla quechua o que habla otro tipo de quechua

Sobre el primer punto, la investigadora desarrolló una reflexión sobre el uso de la ropa y sus significados, como un indicador de las distintas relaciones al interior de la comunidad o con los de afuera de ella. A partir de la observación de ceremonias donde el hecho de vestir o desvestir, ya sea a elementos sagrados -como las cruces- o a personas durante los rituales de matrimonio o de muerte, se vuelve fundamental. Además de esos eventos puntuales, Riverti pudo notar que “el vestir” y “el desvestir” son categorías metafóricas que determinan las relaciones de la comunidad en la vida cotidiana. A los citadinos se les denomina qala, que puede significar “desnudos”, en oposición a los comuneros que son pachayuq (“los que llevan la ropa”). Esa distinción se inserta en los patrones de la dualidad frio/caliente, característica del sistema de representaciones andinas. Esas observaciones conllevan a una hipótesis sobre el significado un poco más profundo sobre el uso de la ropa que no se reduce a su materialidad; en efecto, “vestirse” o estar “vestido” permitiría crear relaciones de parentesco que te vinculan con la comunidad y no estar “vestido” significaría alejarse de ella.

En cuanto a las relaciones con los seres sobrenaturales, Camille Riverti propone una lectura a través de la figura paradigmática del “gringo”. Este último, según la representación de los comuneros, no es necesariamente el extranjero, sino todo aquel que encaje en las siguientes características: se trata de un personaje alto, flaco, de tez “blanca”, de ojos y cabello claros. Según el imaginario de los comuneros se califica de “gringo” a tres personajes: al pishtaco, a la sirena y al guamaní. Esos tres seres representan cada uno una amenaza, siendo considerados como raptores, carniceros o violadores. Esas entidades tienen distintos tipos de alianza con los comuneros. Riverti pudo constatar estos elementos durante una ceremonia hecha al monte Yana Urqu donde las autoridades suben a la montaña para dejarle ofrendas. En esa ceremonia se tejen, según la expositora, complejas relaciones entre los hombres de la comunidad, las mujeres y la montaña tales como lazos de parentesco y alianzas sexuales simbólicas. Por otra parte, un elemento destacado en esos discursos es la posible contaminación de la mujer embarazada por la montaña. La antropóloga argumentó que esas relaciones entre los comuneros y los seres sobrenaturales permiten dar una explicación a las variaciones biológicas que ocurren dentro de la población, en especial el hecho de que nazcan niños “gringos”.

Por último, Camille Riverti desplegó unas reflexiones acerca las relaciones entre los comuneros y el “otro” lingüístico: “los que hablan distinto”. Los comuneros de San Juan de Dios consideran que los que residen en Cuzco, Ayacucho y Puno erik-comentarioshablan un quechua “puro”, “neto”, mientras que ellos mismos hablan un quechua combinado. Estiman su propio idioma como una mezcla, usando la metáfora de la combinación entre la cancha y el mote.  Esta concepción sobre el idioma podría ser resultado, siempre siguiendo a Camille Riverti, de la difusión del discurso de la élite cusqueña relativo al “verdadero quechua” que supuestamente ellos hablarían. A partir de las representaciones de los individuos que no hablan el quechua, la antropóloga supo analizar que el idioma era considerado como una herramienta para “defenderse”. La performance lingüística casi teatral, observada en todas las escenas de la vida cotidiana en forma de intercambios de insultos y de demostraciones del manejo de la lengua para causar gracia, constituye un punto de reflexión clave en esta investigación. La investigadora analizó su propia postura de aprendiz del quechua, calificada de “persona que aprende a defenderse” frente a los insultos y según las relaciones involucradas. Para los comuneros, si ella quería “llevarse” el quechua tenía que “sembrar” su propio idioma. En este sentido, la reciprocidad puede ser considerada más como una estrategia que una ontología para evitar y salvarse de la depredación. La antropóloga, según el estatus que los comuneros le otorgaron, pasaba de raptora potencial a miembro de un intercambio. La modalidad relacional intrusión/defensa es primordial en la vida cotidiana y se va definiendo según el contexto.

A modo de conclusión, Camille Riverti subrayó un concepto desarrollado en los años ochenta por el lingüista Gerald Taylor acerca el mundo quechua: kamay, según el cual las divinidades comunican su ser a los comuneros. Las culturas van cambiando con el tiempo, pero los fundamentos culturales, digamos ontológicos, aunque cambian de forma, no desaparecen tan fácilmente. Lo que se expresa en la representación paradigmática con “los seres sobrenaturales” tiene una lógica similar a lo que sucede en lo cotidiano entre los comuneros a través de las configuraciones lingüísticas y culturales.

Bibliografía

Charlier Zeineddine Laurence, 2015. L’homme-proie : infortunes et prédation dans les Andes boliviennes. Rennes, Presses Universitaires de Rennes.

Itier César, 1997. Parlons Quechua, la langue du Cuzco. Paris, L’Harmattan.

Allen Catherine Jane, 2008. La coca sabe. Coca e identidad cultural en una comunidad andina. Lima, Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas.

Ortiz Rescaniere Alejandro, 1973. De Adaneva al inkarri, Una visión indígena del Perú. Lima, Retablo de Papel.

Ansion Juan, 1989. Pishtacos: de verdugos a sacaojos. Lima, Tarea.

Juliette Roguet (IHEAL- Université Paris 3 Sorbonne Nouvelle)

Erik Pozo Buleje (PUCP- EHESS)

 

El multiculturalismo boliviano y la invención de los indígenas tacana en el norte amazónico

PRESENTACIÓN DE LIBRO DE ENRIQUE HERRERA SARMIENTO*

 

 Fecha: martes 10 de mayocaratula-multiculturalismo-2015

Hora: 7 pm

Lugar: Sala de Cine de la Alianza Francesa de Lima (Av. Arequipa 4595. Miraflores)

Editores: Instituto Francés de Estudios Andinos  – Plural Ediciones (Bolivia)

Comentarios a cargo de: Frederica Barclay (EQUIDAD, Centro de Políticas Públicas y Derechos Humanos) y Martín Tanaka (Pontificia Universidad Católica del Perú)

 

Con la publicación del  libro el autor pretende establecer un debate sobre la pertinencia de las políticas públicas dirigidas a las poblaciones indígenas. Si bien toma de referencia el caso boliviano, este sirve para discutir la consistencia conceptual de la categoría sociológica de etnicidad. Y es que esta categoría es la que sustenta una mirada particular sobre la realidad indígena que se ha convertido en hegemónica en los países de la región y es la que a su vez sostiene al tipo de políticas públicas mencionadas.

Algunas opiniones sobre la publicación: 

« La investigación de Enrique Herrera es una ventana necesaria para echar luz sobre los procesos de identificación étnica en Bolivia, desenmarañar sus hebras, entender sus desafíos y apreciar sus derivaciones. Su riqueza nos invita a continuar investigando. Por su maestría metodológica, se trata de un modelo de investigación científica que demuestra que, en sí, no existe el pasado ni los hechos que descubrir. Únicamente existen problemas, preguntas dirigidas a las huellas o a los testigos que permiten extraer, de los remanentes de las múltiples interacciones humanas y sus efectos, los elementos necesarios para una respuesta lo más explícita y satisfactoria posible, y aun así provisoria hasta que otra mejor la reemplace ».  Jean Pierre Lavaud- Sociólogo. Profesor emérito de la Universidad de Ciencias y Tecnologías de Lille, Lille 1, Francia. 

« Los resultados de esta investigación ejemplar de Enrique Herrera es una verdadera contribución a la sociología y a la antropología andina. Su contribución aparece a lo largo de la investigación en reflexiones críticas sobre una serie de nociones o conceptos importantes para entender la evolución de las sociedades andinas actuales, como la identidad, la etnicidad, el multiculturalismo, la territorialidad, etc. Esta investigación también es un aporte para la reflexión general sobre los fenómenos recientes de etnogénesis y de etnicización de las relaciones sociales en América Latina. Un tema central que sobresale es el de una antropología o sociología del Estado, el mismo que se constituye en uno de los principales actores de las dinámicas estudiadas. Al respecto, en muchos trabajos recientes sobre el papel del Estado en los países andinos, la idea que predomina es precisamente la de la ausencia del Estado. Enrique Herrera muestra, por el contrario, que el Estado boliviano está muy presente mediante su política multicultural, y que desempeña de hecho un papel fundamental en el proceso de construcción de una identidad tacana ».  Carmen Salazar-Soler – Antropóloga. Directora de Investigación del CNRS. Mondes Américains – Sociétés Circulations Pouvoirs (XVe-XXIe siècle) MASCIPO, Francia. 

« Este trabajo debe ser contextualizado no sólo en relación con la situación personal de Enrique Herrera cuya vida profesional gira en torno de los problemas del indigenismo y de la producción de etnicidad desde hace casi 20 años, sino también en relación con la situación en Bolivia, un país dominado por una ideología indianista, incluso en los círculos intelectuales. La posición científica de Enrique Herrera Sarmiento es también una posición política fuerte, densa y valiente en Bolivia. Se halla claramente enmarcada en la sociología de la etnicidad y de los movimientos sociales. La trayectoria de funcionario de Enrique Herrera es el tema de un corto capítulo reflexivo apasionante, pero también sirve de telón de fondo al conjunto de la investigación, que se confunde a menudo con la vida misma del autor, un hombre idealista y apasionado cuya total implicación en este proyecto se siente hasta la última línea de la conclusión, cuando lamenta que el multiculturalismo boliviano no pase de ser “un bello sueño en el papel ». Françoise Lestage-  Antropóloga. Directora del Centro de Estudios Mexicanos y Centro Americanos (CEMCA). Profesora de la Universidad París Diderot, Francia. 

« El libro presenta del modo más minucioso, ordenado y riguroso una problemática que ha sido trabajada con un alto apego a la teoría social. Es particularmente fino en el manejo de la teoría social relacionada con la problemática de la etnicidad. Es un aporte feliz y muy fecundo de un autor que ha tenido la paciencia y el rigor de leer la literatura teórica de etnicidad más relevante de las últimas tres décadas. Es un texto que impresiona por lo bien escrito que está, por lo bien pensado que está y por lo sumamente cuidadoso en el manejo de detalles del asunto que aborda: la problemática general del reconocimiento a la realidad de los pueblos indígenas y de los grupos étnicos en Bolivia a lo largo de las últimas 3 décadas. A pesar que estudia a los tacana, las reflexiones planteadas trascienden esta realidad. Es un libro políticamente muy importante ».  Ricargo Calla Ortega – Sociólogo y antropólogo. Coordinador de programas de postgrado de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y ex – Ministro de Asuntos Indígenas y Pueblos Originarios, Bolivia. 

« Sin duda este libro generará un debate en torno a los derechos indígenas y a las identidades. Es y va ser controversial, va dar que hablar. El autor introduce una perspectiva de análisis innovadora, ya que rompe una serie de mitos y prejuicios en relación al tema indígena y a las políticas estatales que han pretendido reconocer derechos a este sector y han buscado la promoción de tales derechos. Estoy seguro que los debates que suscitará el particular abordaje de esta temática, creará dentro de las ciencias sociales, y de la antropología en particular, una puesta al día de ciertos temas. Además promoverá ciertos ajustes teóricos y políticos, especialmente, en lo que respecta a las demandas indígenas en Bolivia y en los países de la región ». José Antonio Quiroga Trigo- Filósofo. Director Ejecutivo de PLURAL Editores, Bolivia. 

* Enrique Herrera Sarmiento estudió antropología en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de Bolivia; obtuvo su doctorado en Sociología en la Universidad Paris 3 Sorbonne Nouvelle (Francia). Sus investigaciones académicas se centran en temas ligados con el manejo de recursos naturales, movilizaciones políticas y etnicidad entre grupos indígenas que habitan en la amplia región amazónica que comparten Perú y Bolivia. Actualmente ejerce la docencia en la PUCP y en la Universidad San Antonio de Abad del Cusco.

Bilan 2015: Après-midi des jeunes chercheurs de l’IFEA

Pour leur deuxième année d’existence, les « après-midi des jeunes chercheurs de l’IFEA » se sont tenues à dix occasions, fréquence similaire à sa première année. Ces rencontres se veulent résolument tournées vers les jeunes chercheurs en sciences sociales (master et doctorat), quelque soient leur nationalité et leur université de rattachement, qui étudient les phénomènes sociaux dans les Andes, hier et aujourd’hui. Leur organisation, les travaux qui y sont présentées et les comptes rendus dont ils font l’objet sont à la charge des membres du réseau (une soixantaine).

Depuis sa formation, le séminaire a adopté des formats variés, bornés par la seule exigence scientifique. Présentations de thèses achevées, en cours ou en projet, de livres, de programmes de recherche ou réflexions sur une notion particulière, le séminaire a permis cette année encore de rompre l’isolement et les barrières entre chercheurs et disciplines, et de construire des relations entre les nombreux jeunes chercheurs gravitant autour de l’IFEA.

Cette année encore, les analyses portant sur l’aménagement et la planification territoriale, tant urbaine que rurale, ont été bien représentées. Laure Criqui est venue présenter sa thèse achevée qui, grâce à la comparaison entre Lima et New Delhi, lui a permis de dépasser la traditionnelle vision d’une planification urbaine défectueuse au Pérou, tandis que Celia Auquier (« Políticas públicas agrícolas y recomposiciones territoriales en Perú y Ecuador ») et Andres Figallo (« Un nuevo modelo de territorio agrícola emerge entre lo local y lo global: San Pedro de Lloc tras la restructuración neoliberal ») sont intervenus sur les territoires ruraux et agricoles. Les approches se sont ensuite concentrées sur l’étude de la gestion des ressources. À l’échelle locale, Lena Hommes a montré comment les grands projets d’aménagements hydriques sont symptomatiques des relations entre territoires urbains et ruraux (« Aguas urbanizadas – vínculos rurales-urbanos y territorios hidro-sociales en las cuencas de Lima ») avant qu’Emilie Dupuits ne détaille la gouvernance communautaire de l’eau et des forêts à l’échelle des réseaux internationaux (« En búsqueda del campo transnacional: espacios de circulación y redes de discurso sobre gobernanza comunitaria de agua y bosque »).jovenes-ifea

L’anthropologie a également été à l’honneur, en premier lieu sur les questions de genre. En mars, Alejandra Ballón venait présenter les suites de son ouvrage Memorias del caso peruano de esterilización forzada et Juliette Roguet présentait son projet de thèse issu de son master sur le bricherismo, phénomène répandu au Pérou et d’autres pays similaires, mais encore mal connu (« El fenómeno brichero, en el cruce de las fantasías. Un estudio de la construcción de una identidad exótica para el Otro, hacia una capitalización del romance »). Les approches anthropologiques ont également traité la thématique des migrations, entre consentement et coercition, avec les présentations de Camilo León Castro y Raphaël Colliaux, respectivement sur les déplacements dus à l’exploitation minière et aux migrations estudiantines de la communauté des Matsiguenga.

L’histoire a quant à elle été représentée dans sa composante coloniale par Loann Berens qui a fait part des avancées de sa thèse sur Juan de Betanzos (« Juan de Betanzos o el arte de la mediación en la primera sociedad colonial andina, años 1530-años 1570 »), interrogeant les nouvelles avancées sur le personnage et la pertinence du terme d’expert pour la période. Les contributions historiennes se sont aussi penché sur le XXe siècle pour s’interroger sur les relations du Pérou avec la communauté internationale au travers du conflit avec l’Équateur en 1941 (François Bignon, « Usos políticos en el Perú de la guerra con Ecuador, 1940-1945)  et de la réaction internationale au tremblement de terre de 1970 (Victor Emilio Alvarez Ponce, « El Terremoto de 1970 en el Perú: cooperación internacional, ayuda humanitaria y mitigación de riesgos »). L’archéologie a été l’objet d’une présentation sur le motif iconographique de lune de la part de Céline Mahé (« La Luna, los mitos y la organización del mundo andino a través de la iconografía Chimú, Costa Norte del Perú, Intermedio Tardío, 900-1470 d.C »).

Enfin, après les questions d’éthique et d’outils de recherche en 2014, le séminaire a organisé une séance thématique au cours de laquelle les assistants ont pu réfléchir sur les usages historiques et actuels de la notion de « monde andin », à partir de présentations originales de Cyriaque Hattemer, Loann Berens et François Bignon.

Pour la première fois, les présentations ont menées à la publication systématique des comptes rendus des séances, avec les réflexions soulevées par l’assistance et des indications bibliographiques. Ces reseñas publiées  en ligne sur le Carnet Hypothèse de l’IFEA et l’organisation du séminaire en 2015 doivent beaucoup à Cyriaque Hattemer, qui passe la main aux membres du réseau.

Convocatoria : Patrimonios alimentarios en América latina

Recursos locales, actores y globalización

27 y 28 de octubre de 2016 – Quito, Ecuador

Este coloquio internacional busca reunir investigadores de diferentes disciplinas (antropología, sociología, geografía, ciencias políticas, economía, historia) para desarrollar una reflexión sobre el tema “Patrimonios alimentarios en América latina: recursos locales, actores y globalización”. Se propone analizar tanto los efectos de las políticas públicas como los de las movilizaciones de la sociedad civil para el reconocimiento y la promoción de saberes locales en el contexto de la globalización, caracterizada por un movimiento acelerado de intercambios de ideas y mercancías, que han provocado por una parte la homogenización de las prácticas culturales y, por otra, la visibilización y el fortalecimiento de las habilidades locales.
Se justifica la organización de este evento por la necesidad de entender, desde una perspectiva comparativa a nivel regional, como el patrimonio alimentario se convirtió recientemente en un proyecto social y económico en varios países, mientras que las definiciones del “patrimonio alimentario” y del “patrimonio gastronómico” siguen muy imprecisas y muy diversas en función de los actores que las utilizan, y aún más cuando las emplean en el debate más amplio de la “soberanía alimentaria”. Por eso, un análisis pluridisciplinario permitirá apreciar mejor las herramientas actualmente utilizadas para construir los patrimonios alimentarios en América latina y entender las lógicas de los diferentes agentes sociales involucrados en los procesos de patrimonialización. A continuación del coloquio, organizado en Quito, las comunicaciones más relevantes serán reunidas y publicadas.

Comité de Organización
Anne-Gaël BILHAUT, Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA)/Universidad Regional Amazónica (IKIAM)/Centro EREA (UMR 7186) /UMR 208 PaLoc
Francisco ENRIQUEZ, FLACSO-Ecuador
Esther KATZ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
Myriam PAREDES, FLACSO-Ecuador
Nasser REBAÏ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo en el Ecuador (IRD-Ecuador)
Charles-Édouard de SUREMAIN, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-DF México)/Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)

Comité Científico
Sarah BAK-GELLER, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Anne-Gaël BILHAUT, Instituto Francés de Estudios Andinos (IFEA)/Universidad Regional Amazónica (IKIAM)/Centro EREA (UMR 7186) /UMR 208 PaLoc
Esther KATZ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
Raul MATTA, Universidad de Göttingen/UMR 208 PaLoc
Myriam PAREDES, FLACSO-Ecuador
Nasser REBAÏ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo en el Ecuador (IRD-Ecuador)
Charles-Édouard de SUREMAIN, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS-DF México)/Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
Ivette VALLEJO, FLACSO-Ecuador
Francisco VALDEZ, Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD, UMR 208 PaLoc)
Maria Gabriela ZURITA, Universidad Regional Amazónica (IKIAM)/UMR 208 PaLoc

Recepción de las propuestas de ponencias (resúmenes) hasta el 20 de mayo.

Descargar convocatoria: Coloquio Patrimonios

auspicio coloquio patrimonios

Foro urbano Nacional: Lima 5 – 6 Set 2016

EL HÁBITAT POPULAR EN DEBATE: LAS CIUDADES PERUANAS EN PERSPECTIVA

Las conferencias de Naciones Unidas sobre el Hábitat, que tuvieron lugar en Vancouver en 1976 y Estambul en 1996, han sido enfocadas al problema de la vivienda en los barrios populares de las ciudades del Sur. Para la tercera edición de Hábitat III que tendrá lugar en octubre de 2016, el hábitat popular se abordará en el marco de las interrogantes sobre la ciudad y el desarrollo sostenible.
En este contexto, es necesario preguntarse de qué manera – luego de más de cinco décadas de estudios sobre las barriadas y la vivienda popular- se discute y plantea hoy la cuestión del hábitat en las ciudades peruanas

El objetivo del Foro es promover el debate sobre el hábitat popular urbano en el Perú, ofreciendo un espacio de encuentro para confrontar las experiencias de investigación que vienen llevándose a cabo sobre las diferentes ciudades del país. De manera específica, se espera cumplir con dos propósitos: por un lado, reunir estudios y trabajos de investigación recientes realizados en distintas ciudades del Perú con el objetivo de generar un espacio de discusión nacional sobre la cuestión urbana. Por otro lado, interesa hacer dialogar experiencias francesas y peruanas, tomando en consideración la larga tradición de estudios sobre lo urbano en el Perú que investigadores franceses han venido llevando a cabo desde el siglo anterior y que sigue vigente en la actualidad.
Este evento es co-organizado por el IFEA y el CIAC-PUCP, con el apoyo de la Embajada de Francia, el IRD y el Fonds d’Alembert. Además, se inscribe en el marco de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible y Vivienda – Hábitat III – que tendrá lugar en Quito en octubre de 2016.

COMITÉ ORGANIZADORAFICHE FINAL 1
Jérémy Robert (IFEA)
Pablo Vega Centeno (CIAC-PUCP)
Manuel Dammert Guardia (PUCP)
Catherine Paquette (IRD)

Recepción de las propuestas de ponencias (resúmenes) hasta el 18 de mayo.

Sitio web del evento: http://seminario.pucp.edu.pe/foro-urbano/

Convocatoria completa

 

El fenómeno Brichero, en el cruce de las fantasías.

UN ESTUDIO DE LA CONSTRUCCIÓN DE UNA IDENTIDAD EXÓTICA PARA EL OTRO, HACIA UNA CAPITALIZACIÓN DEL ROMANCE

Reseña  de la tardes de l@s jóvenes investigador@s del IFEA del 27 de marzo de 2015

Juliette Roguet es candidata al Master 2 recherche, études latino-américaines parcours sociologie de l’IHEAL, Université Paris 3 Sorbonne Nouvelle y estudiante en intercambio en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

El trabajo de investigación de Juliette Roguet se inscribe en la trayectoria de su primer año de maestría dedicado al análisis del neo-indianismo en las ciudades de Cuzco y Arequipa. A partir de este primer trabajo teórico pudo realizar un trabajo de campo[1], desde donde surgió el objeto actual de su investigación, el “bricherismo”.

Para empezar, la ponente presentó su concepción de “neo-indianismo”. Basándose en el trabajo de Jacques Galinier y Antoinette Molinié, lo definió como un conjunto heterogéneo de manifestaciones, prácticas, creencias, representaciones y símbolos que nacieron de la sociedad urbana peruana, en un contexto de desarrollo turístico. Este concepto se manifiesta por ejemplo en el movimiento “New Age”. Luego, Juliette Roguet nos propuso una definición del bricherismo, que se vincula al neo-indianismo. La noción del bricherismo apareció en el Perú en el transcurso de los años 1980 y corresponde al hecho de que individuos, tanto hombres como mujeres, seduzcan turistas extranjeros con el propósito de tener una relación que conlleva un beneficio material o simbólico. Subrayó que el fenómeno es mucho más complejo, con prácticas, identidades y representaciones diversas, y presentó dos teorías principales para su aprehensión. Una considera que el bricherismo vendría de la palabra “hembra”, subrayando la calidad de seducción y de acumulación de conquistas enamoradas de los Bricheros. Otra sostiene que su origen se encuentra en la palabra inglesa “bridge” que significa puente: sería el puente real o imaginario que liga Perú al Occidente. Esta segunda acepción del término bricherismo tiene mayor consenso en los bricheros y en la sociedad en general. Subraya particularmente el hecho de que el bricherismo nació en un contexto de crisis económica y durante el conflicto armado en los años 1980, por el que se dieron grandes flujos migratorios. Pero la representación del bricherismo evolucionó bastante desde esa época y hoy no sólo se piensa como una práctica migratoria, sino también como un fenómeno mucho más complejo.

Respecto a su estatus social y su condición de mujer gringa, Juliette Roguet centró su estudio en el bricherismo masculino, a pesar de que existe también un bricherismo femenino. Más específicamente, focalizó su atención sobre los “waykis”, palabra quechua que significa “hermano de un hombre”. El estudio de este grupo específico permite analizar el encuentro entre la sociedad globalizada y el resurgimiento de un mundo tradicional. A nivel metodológico, su investigación se ubica en el marco de la interseccionalidad, empleando la antropología del turismo, la antropología cultural, de género y de las identidades principalmente. Utilizó grandes nociones como el turismo de romance, la invención de la tradición, las identidades plurales, la hibridación, el exotismo, el folklore, la disonancia cultural, entre otras. Su trabajo de investigación se basó en varias entrevistas semi-directivas y observaciones participantes y no participantes. Gracias a una red de contactos establecida durante la primera etapa de su trabajo, pudo realizarlo en una amplia área geográfica, entre las ciudades de Lima, Cuzco, Arequipa y Máncora. Explicó que la principal dificultad encontrada era su propia posición, que le generó dificultades en la reflexividad.

Para problematizar su trabajo, tuvo que preguntarse como concebir sociológicamente las fronteras del bricherismo. Analizó  también la influencia del turismo en la sociedad peruana y su papel en el objeto estudiado. A través del estudio específico de los “bricheros waykis” pudo estudiar la articulación entre bricherismo y neo-indianismo. Por otro lado, articuló su trabajo de investigación con cuestiones de género y relaciones de poder, analizando la redefinición de la masculinidad y la construcción de los estereotipos acerca de las extranjeras. En suma, este trabajo le permitió analizar el viaje como el lugar de la utopía, desarrollando una reflexión alrededor de las identidades de los cuerpos, entre creación y proyección de las fantasías.

Entre las principales conclusiones, Juliette Roguet se refiere la estructura del bricherismo, en la cual distingue tres grupos que toman la jerarquía de la sociedad peruana, en base a factores económicos, sociales y sobretodo étnicos. Considera que estos grupos se desarrollan desde la norma hasta el margen, pasando por la frontera: los “bricheros de alto nivel” (la norma, esfera dominante), los “bricheros waykis” (el fenómeno liminal, la frontera) y “los bricheros cochinos” (el marginal, la clase popular). Cada grupo tiene sus estrategias y propósitos propios acerca de la práctica del bricherismo. Además, la ponente destacó la existencia de varios tipos de bricherismo, desde lo “institucional” (casi un empleo) hasta el estado efímero (un actuar dependiendo de la circunstancias).

 Al centrarse en el grupo de los “bricheros waykis” puso de relieve la ambivalencia de su estrategia en la seducción. Físicamente, llevan la apariencia del indio “presentable” y “exótico” quién responde a las expectativas de las turistas. Pero al mismo tiempo esta apariencia debe mantener una desenvoltura y una apariencia de rechazo de los códigos dominantes, aunque todos sean calculados. En sus discursos, los bricheros waykis siguen una estrategia especial de seducción, mezclando críticas al mundo moderno, mitos prehispánicos, culpabilización frente a la colonización etc. Así los bricheros necesitan tener una gran capacidad de adaptación social, tanto en sus comportamientos como en sus discursos. En otros términos, al controlar una marginalización y una indianización peculiar, estas identidades hibridas permiten a los bricheros navegar entre las aspiraciones de la turistas, con el propósito de seducirlas.

El análisis de la estructura del bricherismo y del grupo de los bricheros waykis le permitió llegar a la conclusión que el bricherismo es un actuar que varía mucho según el contexto. Es una “performance”, una teatralización del encuentro amistoso, sexual o amoroso. El individuo se vuelve brichero a partir del momento en el cual racionaliza el papel que actúa, mientras sus prácticas y discursos (valores del compartir, de la harmonía emocional, de la unidad entre la naturaleza y el humano) entran en contradicción con su propósito implícito (ganancia, provecho e integración al sistema dominante). Destaca el hecho de que se encuentran denominadores comunes en estas estrategias, tal como el discurso de la cosmovisión andina, del regreso a lo auténtico, o también el consumo de drogas. Subraya el peso de la historia en este encuentro, de manera recíproca (tanto para el brichero como para las turistas). En este contexto, se puede entender el viaje como el lugar de la transgresión, dónde el pasado y la “autenticidad” están entretejidos para responder artificialmente a las expectativas de los viajeros. En paralelo, la mirada del turista hacia la cultura local conlleva una serie de reconsideraciones positivas del individuo acerca de su propia cultura.

Otras conclusiones de Juliette Roguet se dieron acerca de la reproducción de los mecanismos de dominación, tanto a nivel racial como a nivel del género. A nivel racial, mientras que la indianidad del wayki es creada, controlada, manejada, sus consecuencias existen como si fueran reales. En efecto, se pueden observar comportamientos y juicios muy racistas sobre los bricheros, que dependerán de las esferas dónde se mueve el individuo. Mientras el bricherismo puede ser considerado como un modelo de ascensión social en las clases populares, se puede observar una discriminación y un rechazo del brichero en las esferas altas. Es decir que la compañía de una extranjera trae consecuencias sociales diferentes según el contexto. La representación colectiva del color de piel es función de factores sociales.

A nivel de género, en la medida en que la mujer maneja el capital económico, hay una redefinición necesaria de la masculinidad dentro de la pareja. La masculinidad tiene que reconstruirse bajo otros factores (fuera de lo económico) tomando como modelo al Inca, quien representa la virilidad, la fuerza. Luego, se destacó la reproducción de los mecanismos de dominación a nivel del género a través del juicio acerca del fenómeno del bricherismo en sí mismo: es considerado como un turismo de romance, y no como una prostitución cualquiera, reflejando así la persistencia de una concepción romántica estereotipada de la mujer.

Finalmente, se consideró la noción de utopía dentro del bricherismo. A través de un desplazamiento físico o imaginario, este tipo de relación permite vivir la utopía en el cuerpo del otro: el brichero se vuelve otro para seducir, las gringas se vuelven otras para liberarse de su corteza cotidiana. Se realiza una forma de trascendencia a través del goce de lo exótico y del romanticismo, un encuentro de las fantasías que mantiene la ilusión de un otro mundo posible.

A modo de conclusión, Juliette Roguet nos presentó sus perspectivas futuras de investigación para seguir trabajando sobre este tema durante su tesis: estudiar la parte femenina del fenómeno del bricherismo, añadir una perspectiva más histórica en su trabajo, pero también proponer una dimensión comparativa con otras formas de turismo de romance o de prostitución masculina, desarrollar una dimensión cuantitativa, centrarse más en los imaginarios de migración, entre otras. Concluyó sobre la idea que este trabajo le permitió diseñar una base importante, cual abre necesariamente un trabajo de investigación a largo plazo.

 Charla con el público

  • Sobre la noción de beneficios simbólicos en el bricherismo

Ella considera que existen beneficios simbólicos en la medida en qué sigue existiendo un sistema de dominación muy fuerte. En efecto, simbólicamente, un brichero puede sentirse muy valorizado al andar en la calle de la mano con una gringa.

  • Sobre la dimensión temporal, ¿hubieron cambios desde los años 1980?

Según la ponente, la primera ocurrencia del término “brichero” en la literatura peruana se ubica en 1989, con el libro de Mario Guevara Paredes, Cazador de gringas y otros cuentos, publicado en Cuzco. Entonces, tal como entendemos el fenómeno hoy en día, en base a este libro y a lo que investigó, considera que el bricherismo se desarrolló en los años 1980. Además, supone que la presencia del término en las bromas y la literatura peruana desde esta época significa que empezó a tener una solidez social.

  • Sobre las extranjeras que participan en este fenómeno, ¿cuáles son sus percepciones?

Hay perfiles muy diferentes. Fue notorio sin embargo que hay un sentido de logro en los bricheros al enamorar a la gringa, fuera del beneficio material o económico. El objetivo es “hacer caer a la gringa”. Para lograr este propósito, eligen a las más “débiles”. Como dicen “¡más fea, mejor!”. Es preciso tomar en cuenta también que algunas extranjeras se dan cuenta del trato implícito del bricherismo. Pero se sienten protegidas, cuidadas, guiadas por el brichero quién le enseña la cultura, etc. Así, a veces el brichero puede convertirse en una especie de souvenir, un “consumo” turístico del país.

  • Sobre las finalidades del bricherismo, ¿qué impacto sobre las representaciones de la pareja? ¿y sobre las identidades?

Al observar las historias de migración, se puede ver que muchas concluyeron con un fracaso, porque el brichero sigue intentando “brichear” allá, en París por ejemplo. Así se regresan y siguen buscando otras formas de migración. Aunque tradicionalmente el bricherismo es una manera de migrar, ahora existe otro tipo de bricherismo contemporáneo, que no implica necesariamente marcharse. Sería más bien una manera de vivir, y de vivir bien; ¡unos ganan bien su vida así!

  • Una participante describe su propia observación del bricherismo en Cuzco: un hombre venía todos los días en un restaurante con una gringa diferente, y cada día tenía el mismo discurso, pero en idiomas distintos; también se cambiaba de ropa en función del estilo de la turista. Bien se veía que no era algo improvisado, todo era calculado. Pregunta: de alguna forma ¿los bricheros necesitan tener dinero al lado, para sobrevivir?

Al nivel de los recursos económicos, además de sacar beneficios materiales (comida, alojamiento…) hay el asunto de las drogas. Una práctica muy difundida en los lugares turísticos dónde los turistas están de paso (Cuzco por ejemplo): el último día antes que se vaya la turista, el brichero anuncia que su mamá está enferma, debe reparar la casa, tiene problemas de salud…es decir una serie de invenciones dramáticas, siempre con el punto común de ser urgentes. Y justamente, en la urgencia logran obtener dinero. A veces esto representa mucha plata, hasta miles de dólares, o regalos…es así como se “ganan la vida”.

  • Sobre la literatura alrededor del tema

Casanova es una buena referencia para hablar de la historia del bricherismo, porque es una figura que existe en varios países y desde hace tiempo. Otro documento interesante es el reportaje de Arte sobre los “bricheros” de Grecia en los años 1970. Los “Kamakis”[2]

  • Sobre el tema de la seducción

Lo más interesante son las estrategias de seducción y el contexto peruano, lo que hace pensar en una idea de dominación. Tal vez el bricherismo podría ser entendido como la venganza de ciertas personas que se sienten invadidos de turistas, y que no pueden a su vez acceder a una forma de vida mejor…Entonces el bricherismo podría ser una estrategia específica de superación

  • Sobre los usos políticos de las identidades y de las culturas

Durante los años 1960-70, se escuchaba el tema de la “culpabilización” por parte de los latinoamericanos. El argumento de la revolución y del comunismo era utilizado como una manera de tener éxitos amorosos en Europa. Por ejemplo, un poeta decía “yo soy la venganza del pueblo” y se interpretaba políticamente. En esta época, no se observaba un uso de la indianidad, sino más bien un uso de la política, para traer extranjeras politizadas y seducirlas. También se puede observar este tipo de uso de la política en generación de migrantes latinoamericanos en Francia, quienes usaban ambos argumentos (indianidad y política Juliette Roguet contó que en una de sus entrevistas, el entrevistado se presentó como “el mejor brichero” de su generación, y le contó que una de las estrategias utilizadas por los bricheros era “culpabilizar” a la extranjera por la colonización histórica, o la colonización actual neoliberal. Pero subrayó que el brichero reconocía no ser sincero, a nivel político por ejemplo. Para ellos, es sólo un argumento para lograr su meta de enamorar a la gringa.

  • Sobre los procesos coloniales y las relaciones sexuales interraciales

Es muy importante el imaginario alrededor de la mujer latinoamericana. Por ejemplo, existen cartas describiendo cada parte de la mujer, creando este imaginario, con fines económicos y más. Tal vez sería interesante ponerlas en relación con la cuestión del bricherismo contemporáneo, en una perspectiva histórica. También se podría hacer una relación con el “orientalismo”. En los países árabes, por ejemplo, los pintores de los siglos XIX-XX eran muy atraídos por el orientalismo, que representaba una cierta imagen de la mujer. Así, el bricherismo podría ser una parte del orientalismo.

  • Sobre el tema de la cultura (en antropología)

Una pregunta clásica de la antropología a propósito de la cultura opone la cultura en el sentido de tradiciones antiguas, indianidad, “verdaderas” versus la cultura que se recrea, que se reinventa según los contextos. Sobre este tema, habría que interrogarse sobre la mezcla del bricherismo (dónde aparece el dinero) y la seducción, en el uso de las herramientas culturales por ambas partes (la viajera y el brichero), como la simbología del romance, del imaginario europeo, de la seducción local…porque también esto ocurre en todo el planeta. Permite especialmente pensar la relación / la diferenciación entre el bricherismo y la prostitución, en el contexto de Perú. Tema riquísimo para preguntarse cuestiones de cultura al nivel antropológico, teórico.

[1] Realizó su trabajo de campo desde septiembre de 2014 hasta febrero de 2015.

[2] https://www.arte.tv/guide/fr/041799-000/colosses-d-amour

Flore Horras (Science Po Grenoble)

Entrevista a Elise Gadea

Conversamos con Elise Gadea, candidata al doctorado por el IHEAL y ex becaria AMI (Aide à la mobilité International) del IFEA en Bolivia. Nos narró detalles de  su experiencia en la región andina y sus proyectos futuros en la investigación.

Cuéntanos brevemente sobre tu tema de investigación ¿Por qué escogiste investigar la región andina?

elise-gadea

Elise Gadea, candidata a doctora IHEAL-IFEA

Mi tesis doctoral se enfoca en la institucionalización de la justicia indígena en Bolivia. Mi interés por este proyecto así como por el país es fruto de un recorrido tanto profesional como personal. Llegue en 2007 a Chile para un intercambio y Latinoamérica me fascinó. Muy rápidamente, me interesé particularmente en los pueblos indígenas. Me orienté a la antropología jurídica, una rama que ofrece amplias posibilidades, porque deseaba poder contemplar no sólo el carácter ancestral de dichas culturas sino también sus aspiraciones y luchas actuales con un enfoque novedoso.

Para mi primer año de maestría  en la Universidad de Lyon II-Lumière, me enfoque en la firma del convenio 169 de la OIT en Chile y más específicamente sobre las consecuencias que conllevaba para el pueblo mapuche-huiliche de la Isla de Chiloé (Patagonia chilena). En este tiempo, el caso Boliviano me llamo la atención por su dinamismo, su actualidad política y otros desafíos que desconocía. Para mi segundo año de maestría, decidí trabajar el tema de la justicia comunitaria en Curahuara de Carangas (departamento de Oruro, Bolivia).

Los estudios sobre pluralismo jurídico y el reconocimiento de nuevos derechos a los pueblos indígenas bolivianos estaban iniciándose por lo que decidí empezar un proyecto de investigación doctoral esta vez en el IHEAL (Instituto de Alto Estudio sobre América Latina) sobre la institucionalización del pluralismo jurídico en Bolivia. Desde entonces, trabajo sobre la ley de “Deslinde” jurisdiccional, promulgada en 2010 y los desafíos de las políticas “descolonizadoras” de Evo Morales. ¿Dónde se cristalizan los conflictos previniendo de la coordinación entre justicias llamadas ordinaria e indígena? ¿Cómo son resueltos? Las respuestas a esas preguntas son claves para el reconocimiento de la diversidad cultural en este país como en el mundo.

¿Cómo te resultó útil la beca de ayuda a la movilidad del IFEA para el progreso de tu investigación?

La beca de la IFEA me permitió dedicarme exclusivamente al trabajo de terreno en dos comunidades seleccionadas con mi director de tesis en base a varios criterios. El objetivo era ver concretamente como se aplicaba la llamada “justicia indígena” cotidianamente y cual eran las consecuencias locales del nuevo cuadro legal sobre dichas prácticas. En ese periodo, participe en varios diálogos interdisciplinarios entre jueces y autoridades originarias organizados por algunas ONGs.

bolivia-pluralismo

Pluralismo jurídico y el reconocimiento de nuevos derechos a los pueblos indígenas. Foto por Elise Gadea

También pude viajar ocasionalmente en otras partes del país cuando surgían casos interesantes de aplicación de la justicia comunitaria, como en marzo de 2015 cuando una persona acusada de ser brujo fue encontrada por su comunidad con objetos vinculados a dicha actividad, lo que generó una reacción fuerte de los comuneros. Tuve además la posibilidad de participar en las Jornadas de Jóvenes Americanistas organizadas por el CEMCA y el IFEA, en Tijuana, México, en julio de 2014 para intercambiar avances e ideas con otros investigadores americanistas.

¿Qué ventajas y que dificultades encontraste en tu trabajo de terreno?

Fue difícil indagar sobre un tema tan actual y cada vez más politizado y preguntar acerca de las dificultades vinculadas a la legitimidad de algunas autoridades. A nadie le gusta hablar de los puntos conflictivos a los cuales se enfrenta. Pero las reticencias que percibí me ayudaron a visibilizar con más nitidez que estaba tocando un nudo del problema.

¿Qué otros aprendizajes que desees compartir te dejaron tu paso por Bolivia?

No creo que Bolivia será solo un paso en mi vida. Por el momento pretendo quedarme acá, aunque luego de terminar el doctorado, no descarto la posibilidad de cambiar de lugar de residencia según las oportunidades profesionales que se abran.

Además, sigo siendo investigadora asociada al IFEA: Esta vinculación es importante para mí, dado que la beca que recibí fue un logro mayor en el desarrollo de mi doctorado. Ser becaria IFEA representó para mí una validación de mi proyecto de investigación. Además del aliento que representó, me brindo un reconcomiendo académico y me abrió las puertas tanto para difundir mi trabajo como para poder mejorar y perfeccionar mi investigación.

¿Cuáles son tus proyectos futuros de investigación?

Mi proyecto inmediato es terminar el doctorado, pero no considero dicho diploma como un fin en sí, si no como parte de un proyecto académico y profesional a largo plazo donde siempre concebí el doctorado como una pasarela hacia mi vida profesional. Elegí mi tema de investigación por la afinidad al tema pero también pienso que me puede abrir oportunidades laborales.

Me interesaría seguir trabajando sobre temas vinculado a la antropología jurídica en Bolivia, América latina o Francia (metrópoli como departamentos de ultramar), tanto como experto antropóloga en tribunales o juzgados, o como investigadora en un post-doctorado.

Convocatoria Etnovideo

Filmar y documentar: atrapar el visible y describir el existente

Invitamos a la participación de sociólogos, antropólogos, lingüistas, politólogos, periodistas, juristas cuyo trabajo este relacionado a las etnografías amazónicas. Aceptamos las propuestas de etnodocumental, etnofilms o etnodiaporama comentada. La fórmula de las proyecciones (26-27/05/2016) permite la participación activa a todos los que trabajan en el tema de la representación de la alteridad.

Los temas pueden estar referidos a la vida cotidiana, los factores y actores de la vida ritual, los estudios en el arte, la literatura, y los medios, las transformaciones en las sociedades y destino debido a las influencias políticas o ecológicas, las migraciones y los migrantes.

Fecha límite de aplicación: 15 de abril

Mayores informaciones: ifea.bogota@gmail.com

appel-a-projection