Entrevista a Víctor Alvarez – Premio Bourricaud 2014

Víctor Alvarez Ponce, actual candidato a doctor por la Universidad de Berlin, nos narra sus experiencias cómo ganador del Premio François Bourricaud para la investigación peruana en ciencias humanas y sociales.

Cuéntanos un poco sobre la investigación con la que ganaste el premio Bourricaud ¿Cuál era el tema que abordabas en tu tesis?

Pues, el ganar el premio Bourricaud para mí representa uno de mis mayores logros en mi aún joven vida académica. Es quizás el premio a la investigación en ciencias humanas y sociales más importante que hay en el país y se siento muy orgulloso de haber sido el galardonado en la edición del 2014. Mi tesis de maestría, bajo la asesoría de la Dra. Scarlett O’Phelan, consistió en un estudio de historia medioambiental que analizaba la relación entre desastres naturales y la administración virreinal en Perú y Chile durante los siglos XVII y XVIII. Mi foco de análisis fue estudiar a los tsunamis como fenómenos naturales que condujeron al establecimiento de políticas preventivas y a la relocalización de ciudades, siendo la catástrofe de 1746 en Lima y Callao el punto de máxima crisis. Demuestra la necesidad de aplicar una gestión más pragmática de organización urbana en relación a su vínculo con la naturaleza y la vulnerabilidad de sus costas. Uno de mis propósitos era mirar a los tsunamis como ejes centrales de análisis histórico y no a la sombra de los terremotos, dando apertura así a una nueva línea de investigación. Pero a su vez, también quise dar una mirada del Mar del Sur como un único espacio integrado, y cuyo territorio fue el escenario de las más terribles catástrofes que hasta el día de hoy se guardan en la memoria de las naciones del Pacífico, historias conectadas que deben ser aún más profundizadas.

Bourricaud 2014 (1)

Premiación de Víctor a cargo de representantes de la Embajada de Francia en el Perú y el IFEA

Luego de ganar el premio ¿Cómo fue tu experiencia en relación a tu visita al IHEAL? ¿En qué consistió la agenda académica que tuviste por allá?

Mi llegada a Francia fue un privilegio. Antes de ponerme en contacto con el IHEAL aproveché para conocer un poco más de la ciudad de París, un turismo más urbano que fue muy agradable. Luego, visité la sede del IHEAL y fue gratamente recibido por el Dr. Olivier Compagnon. Me dieron todas las facilidades para acceder a la biblioteca del instituto donde puede trabajar varios días. Pero lo más sorprendente fue poder trabajar en la Biblioteca Nacional de Francia, un verdadero privilegio, en donde hice la mayor parte de mi investigación. Fue bastante placentero estar en aquellas instalaciones, pude encontrar información de la cual no tenía conocimiento alguno y aproveché para afiliarme por un año, pues mi intención es estar en contacto con París.

Sabemos que inicias un doctorado en Berlín ¿En qué consiste tu investigación que piensas desarrollar a partir de ahora?

Efectivamente, parte de postergar mi viaje a París se debió a temas laborales. Yo trabajaba en la PUCP como Asistente de Gestión Académica en la Facultad de Letras y Ciencias Humanas y además había comenzado a dictar como docente en la PUCP lo que me impidió viajar en marzo como estaba previsto. Además, estaba esperando la respuesta de mi postulación para cursar un programa doctoral en la Freie Universität Berlin, la cual, resultó positiva. Teniendo ambos compromisos, agendé mi llegada a Europa para primero hacer mi pasantía en París y luego trasladarme a Berlín. Ahora ya estoy asentándome poco a poco aquí y aún tengo ganas de regresar al IHEAL. Quedaron pendientes algunos accesos a otros archivos y además una presentación de mi tesis de maestría. Lamentablemente con los sucesos recientes (atentados de noviembre), he considerado postergar mejor la visita hasta febrero, pero el vínculo institucional ya existe y para mí es un enorme privilegio que me consideren.

Ahora mi proyecto doctoral sigue en la línea de la historia ambiental política, pero ahora he decidido enfocarme a estudiar el siglo XX, concretamente el terremoto de 1970 en el Perú y sus incidencias históricas para el devenir de la gestión gubernamental del gobierno militar de Juan Velasco Alvarado y el establecimiento de las primeras políticas preventivas ante los sismos del Estado peruano. Mi proyecto de tesis ha sido aprobado y ya he comenzado a trabar con mi asesor, el Dr. Stefan Rinke. La meta es culminar la tesis en un máximo de 4 años, que es el límite del financiamiento que tan gentilmente me otorgó el Colegio de Graduados “Entre Espacios” del Latainamerika Institut de la FU Berlin y la Katolischer Akademischer Ausländer Dienst (KAAD) para poder iniciar esta maravillosa aventura académica. El camino aún es largo pero la dedicación es la base para un buen resultado.

Simplemente, quiero agradecer a la Cooperación Francesa por este privilegio de investigar en París, al IFEA por su compromiso con nosotros los jóvenes investigadores y sobre todo el Dr. Gerard Borras por su invaluable apoyo.

El Perú y el mundo en el siglo XX: enfoque sobre crisis y diplomacia

Reseña de la tardes de l@s jóvenes investigador@s del IFEA del 2 de octubre de 2015

I. François Bignon [1]. Los usos políticos en Perú del conflicto con el Ecuador (1940-1945)

En la primera presentación, François Bignon compartió los avances de una investigación que presentó como ponencia en el VII Encuentro Latinoamericano de Historia (Bogotá 2015). En esta, interroga el rol que tuvo la guerra con el Ecuador en las elecciones presidenciales del 1945. El historiador dio a conocer sus fuentes que significaron tanto el estudio de los principales textos académicos que tratan sobre el tema, como el estudio de la prensa y revistas de la época, de memorias y bibliografías y de fuentes extranjeras primarias encontradas como informes diplomáticos franceses, colombianos y americanos. F. Bignon realizó una presentación dividida en tres partes. Las dos primeras abordaron el contexto histórico de los principales actores civiles y militares y la tercera analizó los resultados de las elecciones generales de 1945.

Entre los principales actores civiles de la época destacaba claramente la figura del presidente Manuel Prado Ugarteche (1939 -1945). Manuel Prado provenía de una familia políticamente muy influyente. Su padre, Mariano Ignacio Prado, fue Presidente de la República en dos ocasiones (1865-1868/1876-1879). Durante su segundo gobierno estalló la guerra con Chile y se tejió la leyenda negra que pesará sobre esta familia al acusarse a Mariano Ignacio Prado de haberse escapado a Europa llevándose el dinero donado por los limeños para la compra de armas. F. Bignon explica el comportamiento de Manuel Prado en la guerra con Ecuador como un “complejo reparativo familiar” donde a pesar de haber ganado este conflicto bélico de 1941, no pudo borrar el recuerdo histórico negativo que pesaba sobre su familia. Prado gobernó bastante cercano a los militares, sobre todo por la alianza que mantuvo con el Mariscal Oscar R. Benavides. En julio de 1941, bajo el entusiasmo popular de aproximadamente cien mil personas reunidas en las inmediaciones del Estadio Nacional (la manifestación más grande de la época) Prado recibió la medalla de honor del Congreso por la victoria militar. Manuel Prado regresará al poder en 1956.

Presentación de François Bignon

Presentación de François Bignon

Entre los principales grupos políticos de la época destacaban también la Unión Revolucionaria y el APRA. La Unión Revolucionaria, después de la muerte de Sánchez Cerro, fue dirigida por Luis A. Flores quien encamino a esa agrupación hacia el fascismo. La ultra derecha peruana utilizó la guerra mundial y la guerra con Ecuador para intentar desestabilizar al gobierno de Prado. El APRA por su parte se constituía el principal enemigo político del ejército, sin embargo no comentó sobre la guerra con Ecuador, ni durante, ni después, prefiriendo guardar prudencia. La tribuna (órgano clandestino del APRA) elogió a Eloy Ureta apoyando incluso su designación como Mariscal. Según F. Bignon, el APRA, en tanto que opositor al gobierno de Prado, se sirvió de la figura del héroe Ureta para acercarse a la jerarquía militar cercana a Prado.

El ejército mantenía un peso político central por haber dirigido mayoritariamente los destinos nacionales. Entre los actores militares destacaban el Mariscal Oscar R. Benavides quien había gobernado el Perú entre 1933 y 1939. Benavides era un líder político significativo que jugó un rol central como aliado de Manuel Prado. Otro personaje militar considerable fue Eloy Ureta, quien era reconocido como “el vencedor de Zarumilla”. Tal era el aura militar de Ureta en esos años que muchos esperaban que este diera un golpe de Estado inmediatamente después de la guerra, sin embargo esto no ocurrió pues Eloy Ureta decidió participar democráticamente en las elecciones generales de 1945. Su prestigio lo convirtió en uno de los principales favoritos de aquella elección.

¿Quién ganó las elecciones de 1945? José Luis Bustamante y Rivero triunfó en unas elecciones particularmente extrañas por sus inusuales alianzas políticas. Benavides jugó un rol central, sin embargo al no poder presentarse como candidato, se alió con el APRA. El Frente Democrático Nacional (FDN) de José Luis Bustamante y Rivero tras recibir el apoyo del APRA y Benavides ganó las elecciones presidenciales con el 66% de votos. El Mariscal Eloy Ureta, uno de los candidatos favoritos, perdió las elecciones por sus débiles alianzas políticas. La derrota del Héroe de Zarumilla expresa, entre otras cosas, según el investigador, que la victoria militar de 1941 no tuvo tanta influencia sobre las elecciones de 1945. Todos los actores intentaron recuperar la victoria de la guerra, sin embargo la memoria del conflicto no tuvo suficiente importancia como para marcar el destino de las elecciones de 1945. La alianza del APRA y de Oscar R. Benavides quizás signifique uno de los primeros momentos en el progresivo acercamiento que existirá entre el APRA y los militares. Este según F.Bignon sería un precedente de lo que posteriormente será la alianza del APRA con Manuel A. Odría.

II. Víctor Emilio Álvarez Ponce. El Terremoto de 1970 en el Perú: cooperación internacional, ayuda humanitaria y mitigación de riesgos. Una historia sobre el rol de la política exterior ante el calentamiento global y los desastres naturales (1962-1980)

La segunda presentación estuvo a cargo de Víctor Álvarez Ponce[2] quien presentó su trabajo de maestría ganador del premio François Bourricaud 2014 del IFEA. Esta investigación viene siendo trabajada por V. Álvarez en sus estudios doctorales de la Universidad Libre de Berlín (Alemania). El expositor compartió con los asistentes su trabajo sobre la cooperación internacional que se dio luego del terremoto del 31 de mayo de 1970 en Perú.  Este intenso movimiento sísmico, considerado como el más poderoso desastre natural de la historia republicana, tuvo una intensidad de 7.7 en la escala de Richter, una duración de cuarenta y dos segundos y  un saldo de veintidós provincias devastadas.

Según el historiador, el gobierno supo desarrollar una gestión bastante eficaz del desastre, institucionalizando rápidamente un proyecto integral de reconstrucción del país. Se fomentó también el establecimiento de una política de prevención de desastres, que desembocó en el surgimiento del Instituto de Defensa Civil del Perú y la formulación de normativas para las futuras construcciones antisísmicas.

El doloroso saldo de un millón de damnificados y los gravísimos efectos destructivos del sismo sobre diferentes partes del territorio, como la sepultura total del pueblo de Yungay en Ancash, tuvieron un impacto mediático mundial que desató un impresionante despliegue de solidaridad internacional que Víctor Álvarez propone precisamente estudiar. Este movimiento de solidaridad se desarrolló en un contexto de guerra fría donde los gobiernos “capitalistas” mantenían relaciones bilaterales bastante tensas con el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas Peruanas que se encontraba enfrentando internamente a los grupos oligárquicos nacionales y las compañías extranjeras. Sin embargo, los gobiernos de todas las opciones ideológicas buscaron ayudar masivamente al pueblo peruano. La ONU abrió, por su parte, un programa de asistencia para los desastres naturales en la CEPAL. También se creó un fondo para la reconstrucción de los países afectados. La Cruz Roja y otros países del planeta, enviaron abundante ayuda humanitaria o apoyaron diversos programas de reconstrucción.

Álvarez justamente se interroga sobre los efectos de aquella cooperación internacional. ¿Qué vínculos internacionales se establecieron entre el gobierno militar peruano y los otros países del mundo a partir de este desastre natural? ¿Qué modelo de gestión de desastres se estableció después de este evento? ¿Qué cambió frente a los desastres naturales? ¿En qué medida esta experiencia puede servir en la prevención de otros grandes sismos en nuestros días? Estamos seguros que estas interrogaciones serán debidamente resueltas por Víctor durante su investigación doctoral.

Gustavo Pastor (EHESS)

Referencias bibliográficas

Recomendación de François Bignon

BÁKULA Juan Miguel, 2002. Perú, Entre La Realidad Y La Utopía: 180 Años de Política Exterior. Selección de Obras de Política Y Derecho. Lima, Fondo de Cultura Económica, Fundación Academia Diplomática del Perú.

BENAVIDES DE PEÑA Paquita, BERNAVIDES DE MENDOZA María, BENAVIDES BENAVIDES Oscar (Eds.), 1976. El Mariscal Benavides, Su Vida Y Su Obra. 2 vols. Atlántida.

BIGNON, François 2015. Jeux d’échelles dans les Andes: le conflit péruano-équatorien de 1941-1942 et la Seconde Guerre mondiale en Relations Internationales Nº 162. Presses Universitaires de France.

FRANK Robert, 2012. Pour l’histoire des relations internationales. Paris, PUF.

PORTOCARRERO Felipe, 1995. El imperio Prado, 1890-1970. Lima, Universidad del Pacifico.

URETA Eloy G, 1953. Apuntes Sobre Una Campaña (1941). Madrid, Editorial Antorcha.

WAGNER DE REYNA Alberto, 1997. Historia Diplomática Del Perú, 1900-1945. Lima, Fondo Editorial del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Recomendación de Víctor Emilio Álvarez Ponce

BLAIKIE Piers y al., 1996. Vulnerabilidad: el entorno social, político y económico de los desastres. Bogotá, La RED.

CAREY Mark Palmer, 2014. Glaciares, cambio climático y desastres naturales: Ciencia y sociedad en el Perú. Lima, IFEA / IEP.

MASKREY Andrew (eds), 1993. Los desastres no son naturales. Lima, La RED.

NOVAK T. Fabián, 2004. Las relaciones entre Perú y Alemania (1828-2003). Lima, PUCP, IDEI.

[1] François Bignon es candidato a Doctor en Historia por la Universidad de Rennes 2 y es responsable del Polo Andino en Lima del Instituto de las Américas (IDA).

[2] Víctor Álvarez Ponce es candidato a Doctor en Historia Latinoamericana por la Freie Universität Berlin.